En populismo, AMLO se lleva de calle a Maduro

La Otra Opinión |
03-01-2017 06:33 PM

 

En la coyuntura del llamado “gasolinazo” no podía faltar el oportunismo del presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien --ni tardo ni perezoso y apenas se anunciaron los incrementos en el precio del combustible-- aprovechó para hacer campaña presidencial anticipada.

El pasado 29 de diciembre, el líder señor López publicó en su cuenta de Facebook un video en el que afirmó que a partir de 2018 hará que se construyan refinerías petroleras para que México procese el petróleo crudo en el propio país y así no tenga que comprar gasolina del extranjero. Y por si fuera poco, el tabasqueño aseguró que hará que baje el precio de la gasolina.

Al respecto, en primer lugar cabe señalar que --por la condición de “candidato presidencial perpetuo” del tabasqueño-- estas afirmaciones pueden considerarse como promesas de campaña. Y en segundo lugar, que si el tabasqueño piensa cumplir dichas promesas, tendrá que tomar medidas regresivas y restablecer los subsidios al combustible.

Sin embargo, resulta irónico que esta propuesta populista de López Obrador sería rechazada hasta por el máximo exponente del populismo latinoamericano: Nicolás Maduro.

Y es que incluso la Venezuela “socialista” de Maduro va por un camino opuesto al que promete recorrer el tabasqueño para aliviar el bolsillo de los mexicanos.

Venezuela es el país con la mayor reserva de petróleo en el mundo, y por ende, es también el país en donde la gasolina se vende más barata: mientras un litro de gasolina en México cuesta lo equivalente a 0.86 dólares, en Venezuela cuesta 0.01 dólares.

Pero si a los ciudadanos venezolanos la gasolina les sale barata es porque al Estado Venezolano le sale muy cara. Hasta antes de 2016 y a causa de los subsidios estatales, cada litro de gasolina se vendía en 0.7 bolívares, mientras su costo de producción era de 2.7 bolívares, lo cual llegó a producirle al país pérdidas de más de 12 mil millones de dólares.

Por ello, a inicios de año hasta el populista Maduro se vio obligado a tomar medidas impopulares e incrementó el costo del combustible de 95 octanos alrededor de un seis mil por ciento para dejarlo en un precio de siete bolívares el litro.

Es así como mientras López Obrador propone abaratar la gasolina --con los costos que eso implicaría para el estado mexicano--, incluso en Venezuela ya se dieron cuenta del impacto económico que implica absorber el costo del combustible.

¿Será que hasta para los parámetros de la Venezuela de Nicolás Maduro, las políticas de AMLO son demasiado populistas y regresivas?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Se vende Tucán

25-07-2017 06:00 AM
José Contreras