EN CONTRASTE: Senadores disidentes del PAN, PRD y Mancera, EPN, AMLO y Morena

La Otra Opinión |
04-09-2017 03:20 PM

Los disidentes el PAN desmienten a Anaya

El fin de semana, los senadores Ernesto Cordero, Roberto Gil, Jorge Luis Lavalle, Javier Lozano y Salvador Vega firmaron una carta explicando algunas cuestiones:

  1. Es mentira que designaran a Ernesto Cordero con la intención de avalar el pase directo del procurador general de la República, Raúl Cervantes, a la Fiscalía General. De hecho se oponen al nombramiento.

  2. No se orquestó una “maniobra a espaldas del PAN”, en realidad se decidió no ceder al chantaje en la elección de la Mesa Directiva del Senado, y es que Anaya apostaba por una crisis constitucional sin remedio visible.

  3. El dirigente de Acción Nacional inventó el supuesto albazo que se fraguaba en el Senado para hacer a Cervantes fiscal general, con la intención de desviar la atención de las explicaciones que debe dar sobre su patrimonio.

  4. Ricardo Anaya ha llevado al partido a una tensión insostenible gracias a sus ambición política. El PAN nunca había enfrentado una crisis como la que viven hoy y por ello es preciso que el líder renuncie o sea separado de la institución que preside.

  5. Antes de la expulsión de los “traidores”, debe haber un juicio justo, público e imparcial, donde se respeten sus garantías y derechos. Anaya no decide quién es panista y quién no.

Al respecto, Ricardo Anaya sólo ha atinado a responder que “el gobierno nos quiere confundir”.

***
 

El triunfo de Miguel Mancera con el FAD

El PRD avaló ir para el 2018 en alianza con el PAN y MC, mientras que el blanquiazul toma una determinación este día, de tal forma que si aceptan, los tres partidos registrarán el martes, ante el INE, su Frente de Amplio Democrático.

La aprobación en el Sol Azteca se dio con 207 votos a favor y 33 en contra, teniendo como resultado no sólo el triunfo de la unidad, sino el de Miguel Mancera, quien desde hace meses es el principal promotor de la coalición.

La resolución señala que el FAD puede ser encabezado por personajes independientes, y dadas las condiciones en Morena, significa un guiño para Ricardo Monreal, quien se quedó sin vías para contender por el gobierno capitalino con el respaldo de Andrés Manuel López Obrador.

Vale la pena recordar que el próximo año, además de la presidencia de la República y el gobierno de la CDMX, están en juego las administraciones de Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Yucatán y Veracruz.

***
 

Lo que no dice la prensa militante sobre 5º Informe

Dice la prensa militante que el 5º Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto fue desangelado, dice que no se habló de lo malo, dice que sólo fueron autoelogios e incluso dicen que la escenografía era inadecuada.

Sin embargo, lo que no dice es que lo que las cifras respaldan: un crecimiento económico de 2012 a 2016 de 2.1 por ciento --mayor al registrado en el sexenio de Calderón--.

No dice que de 2012 a 2016 el crecimiento anual del PIB fue positivo, ni tampoco que en el sexenio de Peña se han creado tres millones de empleos y el salario mínimo se recuperó 11.5 en los últimos años.

Mucho menos dice la prensa militante que más de dos millones de personas superaron la pobreza extrema entre 2012 y 2016, ni tampoco que en los últimos cinco años se redujo de 70 a 65 años la edad mínima para acceder a una pensión de adultos mayores que beneficia a más de 4.4 millones de personas.

La prensa militante dice muchas cosas negativas sobre el penúltimo informe de Peña Nieto, pero además de negativas, triviales, y es que prefieren enfocarse en los memes que en los números positivos que difundió el mandatario.

***

AMLO, el representante de un modelo caduco

Durante su quinto informe de gobierno, Enrique Peña Nieto dijo que en 2018 los mexicanos tendrán la responsabilidad de elegir el rumbo de México, y tendrán dos opciones: seguir construyendo el país y convertirlo en una potencia, o ceder al modelo del pasado que ya ha fracasado.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador comentó en la firma del acuerdo de unidad de Morena, que sólo hay dos salidas para el siguiente año: “mantener al régimen caduco o de corrupción, o buscar todos desde abajo, de manera pacífica, la transformación de México”.  

Las dos declaraciones destacan por lo similares que resultan, y aunque en realidad AMLO se refiera a la mafia del poder como “régimen caduco” y no a su partido, queda claro que el suyo es el modelo que apela al retroceso.

¿O acaso aceptar a lo más añejo del PRD y PRI, como René Bejarano, Manuel Barttlet o su mismo operador político, Alfonso Romo, es síntoma de progreso?

¿Acaso promover el dedazo --práctica añeja y priista--, la manipulación de encuestas no es un síntoma de retroceso?

 

Tags: