EN CONTRASTE

La Otra Opinión |
07-08-2017 03:06 PM

Monreal en el 2018, con o sin AMLO

Para el 2018 hay una posibilidad en la Ciudad de México que se hace inminente conforme pasan los meses, se trata de la llegada de Morena al gobierno de la capital.

Sin embargo el panorama podría verse distinto si se consolida la alianza PAN-PRD que desde hace meses también se ha vuelto una opción probable.

En este caso, el partido de AMLO tendría un camino difícil para lograr la victoria, lo cual, aunado al hecho de que sean Claudia Sheinbaum o Martí Batres los candidatos, confirmaría la derrota.

Además, teniendo en consideración que la señalada por López Obrador sea la delegada de Tlalpan --a quien apuntan como favorita--, es casi una obviedad el suponer que Ricardo Monreal no se quedará de brazos cruzados y podría ser él quien encabece el frente de amarillos y azules.

Muchos han negado que exista la posibilidad de una traición a Morena por parte del delegado de la Cuauhtémoc; sin embargo, el funcionario es un animal político que tiene en la mira el control de la CDMX, pero también el control del país. Es decir, Monreal quiere ocupar la silla presidencial en 2024 y sabe que para hacerlo sólo hay una opción y es ganar la capital con o sin el partido de López.

***
 

El PRI apuesta por la renovación, Morena por el pasado

Dentro de dos días arrancará el proceso definitorio del candidato del PRI para la sucesión presidencial y es que en la mesa de estatutos de la Asamblea del tricolor que se llevará a cabo en Campeche se abrirán los candados para que cualquier ciudadano pueda postularse.

El presidente del partido, Enrique Ochoa Reza, dio un adelanto de lo que ocurrirá en la reunión y comentó que “ya no son tiempos de candados”.

“Se debe reconocer que los militantes acrediten años de trabajo, de militancia; también se debe reconocer que aquellos que simpatizan con nuestro partido y quieren ser candidatos del mismo, que se comprometan de manera firme con las propuestas con el ideario que el PRI está presentando en esta 22 Asamblea Nacional y para adelante”, resaltó Ochoa.

En el PRI saben que los tiempos han cambiado, que no van a ganar con la estrategia de hace algunos años y que para lograr la permanencia en Los Pinos hace falta un cambio y ese cambio sólo se dará modificando los estatutos.

Sin embargo, mientras en el partido más viejo que hay en México apelan por la renovación, en el más nuevo --Morena-- le apuestan a las reglas rancias del pasado.

***

El NO golpe de estado en Venezuela

En 1992 tuvo fecha un intento de golpe de estado en Venezuela --comandado por Hugo Chávez--, que buscaba cumplir acabar con la desigualdad.

Han pasado 25 años desde entonces y parece que las cosas vuelven a repetirse en la nación donde los militares también se desempeñan como funcionarios públicos, y es que un grupo de uniformados se rebeló en contra del régimen de Maduro y comunicó por medio de un vídeo su rechazo a la Asamblea Constituyente del dictador.

“Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para denunciar la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado. Ésta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares”, declaró el capitán de la Guardia Nacional, Juan Caguaripano.

Los opositores se han desmarcado de este grupo castrense, pues aseguran que no será por medio de las armas como logren reactivar la democracia en Venezuela y tienen razón, pues seguir con las acciones del grupo rebelde solamente abriría la puerta al pasado, cuando Hugo Chávez siendo coronel se apoderó --hasta su muerte-- de su país.

Cabe resaltar que esta no es la primera vez que un grupo de militares se subleva; sin embargo, es la primera vez en la que se hace inminente la derrota del dictador.

***
 

Los Ministerios Públicos de Corral y Yunes

Desde que tomaron posesión de sus administraciones, Javier Corral y Miguel Ángel Yunes emprendieron una cacería de brujas en contra de sus antecesores, César Duarte y Javier Duarte, respectivamente.

De este modo, la ola de violencia e inseguridad fue creciendo con el paso de los meses en Chihuahua y Veracruz a la vez que los gobernadores se encargaron de buscar la cárcel para los ex gobernadores del tricolor, en parte porque así lo prometieron en su campaña electoral y en parte porque en ambos casos suman puntos para colocarse en la lista de presidenciables del PAN.

Apenas el pasado fin de semana Yunes convocó a una --nueva-- conferencia de prensa para hablar sobre el caso Duarte y advirtió que Karime Macías, esposa del ex gobernador, es “cómplice directa” de los desfalcos millonarios al estado.

Los hechos se dieron a tan sólo unas horas de que Xóchitl Tress saliera de prisión luego de pagar una fianza por los cargos que se le imputan.

Así es como queda claro que a Yunes y a Corral poco les importan los ciudadanos, pues en realidad es más importante “hacer justicia” que gobernar… ¿Se olvidarán estos mandatarios que ellos forman parte del Poder Ejecutivo de su estado y no del Judicial?

 

Tags: