EN CONTRASTE: Monreal, AMLO, la prensa "fifí", Moreno Valle, Ricardo Anaya y Javier Lozano

La Otra Opinión |
30-08-2017 03:15 PM

Monreal cumplirá su plan con o sin Morena

Hace tiempo Ricardo Monreal sentenció que sólo tenía un plan para su futuro político: ser candidato de Morena al gobierno de la Ciudad de México. Así descartó sumarse al Frente Amplio Democrático o incluso regresar al PRI para cumplir su meta, en caso de que no fuera el elegido por “el dedo del mesías”.

Hoy el panorama ha cambiado y Monreal se sabe con pocas esperanzas dentro del partido liderado por Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, el zacatecano todavía asegura que únicamente tiene un plan A y es ser candidato a como dé lugar.

Por eso el delegado de la Cuauhtémoc insiste en la implementación de reglas claras dentro de Morena, por eso empuja la transparencia política y económica, por eso solicita el regreso de las normas democráticas en las determinaciones del partido al que pertenece, por eso propone la consolidación de una institución y no de un caudillo.

No obstante, si algo hay cierto es que dentro de Morena se pueden tolerar muchas cosas, como ser corrupto, recaudador o narcotraficante, pero lo que no se tolera es la rebelión en contra del mesías, por lo cual es fácil entrever que el futuro de Monreal ya no pinta dentro del partido rojo… ¿Lo dudan?

***
 

Los ataques de AMLO a la prensa “fifi” que lo defiende

Después de que el periódico Reforma publicara en su primera plana del martes el titular: “Pide transparencia Monreal a AMLO”, Andrés Manuel López Obrador calificó al medio como “prensa fifí” en un tuit que decía:

“Reforma trae campaña contra Morena. Nos acusan de opacidad, creen que somos como sus amigos de la mafia. Prensa fifí, alquilada y deshonesta”.

Ante la declaración, personajes como Enrique Krauze cuestionaron al político, y es que advirtieron que “En Reforma publican Gabriel Zaid, L. Meyer, Aristegui, Silva-Herzog, Woldenberg, Bartra, Valadés” y otros como el mismo Krauze.

En su columna de hoy, Rubén Cortés recordó cuando en 2002, Hugo Chávez -- “en la cumbre de su poder cuasi absoluto”--  enrolló en público un ejemplar del periódico El Nacional y dijo que se lo metería por el ano al dueño del medio.

De esta forma queda claro que AMLO es una copia de Chávez, pero además su intolerancia lo ha llevado a arremeter en contra de los que incluso lo defienden a capa y espada.

***
 

El espionaje de Moreno Valle y el espionaje de Pegasus

¿Se acuerda que hace unos meses se “destaparon” supuestos casos de espionaje en contra de activistas y periodistas?

¿Se acuerda que se acusó al gobierno federal de haber intervenido las comunicaciones de dichos personajes “espiados”?

¿Se acuerda que aquí dijimos que no había elementos para culpar a la administración de Peña y que incluso el periodista que difundió la información lo reconocía?

Las preguntas vienen a cuento porque el pasado lunes, el senador del PT, Miguel Barbosa, dio a conocer que el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, habría operado una red de espionaje en contra de personajes políticos del más alto nivel, como el presidente Enrique Peña Nieto o el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, quien --por cierto-- advirtió no estar preocupado, pues para empezar no tiene nada que lo pueda avergonzar y para terminar no hay pruebas contundentes.

Además, el funcionario señaló que si Moreno Valle incurrió en el delito, será castigado, pero que no se pueden tomar medidas o escandalizar cuando no hay nada claro… ¿Ahora ve la diferencia entre mesura y raja política?

***

Ricardo Anaya, en evidencia por otro panista

En la página oficial de los senadores de Acción Nacional se lee el siguiente fragmento de comunicado de prensa:

“Los senadores del PAN cerraron filas y expresaron su total respaldo al dirigente nacional del partido, Ricardo Anaya, frente a la campaña emprendida en su contra por el Gobierno federal por oponerse al pase automático de Procurador General de la República a Fiscal General”.

Sin embargo, Javier Lozano contradijo a sus correligionarios y al mismo dirigente de su partido, pues advirtió que hoy Anaya se opone al pase automático del Fiscal General y exige que no tenga nexo partidista, pero que eso no fue lo que avaló en 2014 y adjuntó un documento con la firma del presidente nacional del PAN que indica que “el Procurador General de la República que se encuentre en funciones [...] quedará designado por virtud de este Decreto Fiscal General de la República por el tiempo que establece el artículo 102”.

Así queda probado que Anaya es contradictorio, que no tiene palabra pero que además es desmemoriado. Por otro lado, su berrinche provocará una división tan grande en el PAN que los hará perder el 2018.

 

Tags: