Empiezan a caer las ratas del PAN

31-08-2016 10:57 AM

La tarde de ayer fue ingresado al penal Villa Aldama, de Veracruz, Héctor Ortiz, ex secretario de Agricultura del gobierno panista de Guillermo Padrés.

Se le acusa como presunto responsable de uso indebido de recursos públicos y ejercicio abusivo de funciones.

Se trata del primero de varios funcionarios del gobierno panista de Guillermo Padrés, que son investigados y que podrían terminar en prisión, junto con el propio gobernador.

El dato llama la atención si se toma en cuenta que –según el diario La Razón–, la Comisión Anticorrupción creada por el nuevo jefe del PAN, Ricardo Anaya, está a punto de cumplir un año de creada y, hasta el momento no ha dado ningún resultado.

Es decir, que resulta curioso y hasta ridículo que mientras el señor Ricardo Anaya pregona la “honestidad azul” en los spots de su partido, en los hechos al PAN poco le importa esa honestidad.

Dicho de otro modo, que hoy el PAN de Ricardo Anaya se comporta exactamente igual que el viejo PRI de las corruptelas que acusa el jefe de los azules.

En el fondo asistimos a una más de las simulaciones del señor Ricardo Anaya quien en su periplo para alcanzar la candidatura presidencial del PAN se ha enfrascado en una feria de traiciones, engaños y mentiras.

Y es que mientras que los principales partidos han puesto de moda la transparencia y la honestidad –como instrumento para recuperar la imagen y la credibilidad ciudadana–, el señor Anaya recurrió a las promesas fáciles y a las acusaciones en los spots, para aparentar que también “entró a la moda de la transparencia y contra la corrupción”.

Sin embargo, son muchas las evidencias de que a Ricardo Anaya no le importa acabar con los rateros en su partido. Y el mejor ejemplo es que, apenas en días pasados, designó como presidente de la Cámara de Diputados al panista Javier Bolaños, de larga trayectoria en Morelos y de negros antecedentes en la desaparición de recursos públicos.

Al final de cuentas parece que al PAN, igual que al PRI, al PRD, a Morena y a la mayoría de los partidos, les importa un pito la honestidad y que, en la práctica es sólo un discurso engañabobos.

Al tiempo

@OpinionLSR

 

Tags: