EL TESTAMENTO DE AMLO. ¡ADIÓS A MONREAL!

Ricardo Alemán |
13-09-2017 06:00 AM

La siguiente historia se construyó a partir de testimonios de reputados militantes de Morena.

    Contra lo que muchos imaginan y lo que otros suponen, lo cierto es que Andrés Manuel López Obrador ya está pensando en la presidencial de 2024.

    Y piensa en los próximos seis años porque sabe que en la presidencial de 2018 difícilmente resultará ganador, sobre todo por los negativos que tiene su figura y los elevados niveles de impopularidad de Morena y de sus seguidores.

Por eso y por increíble que parezca, AMLO tiene puesta la mira en la elección presidencial de 2024.

Pero no, que nadie se equivoque. Andrés Manuel sabe que su salud no es precisamente la mejor y que en 2024 no estará en condiciones de una nueva acometida presidencial. Por eso el mensaje reciente de que “no seré candidato presidencial eterno".

¿Y entonces?

Resulta que aquí es donde se gesta la crisis de Morena que detonó la guerra contra Ricardo Monreal.

Y es que pocos saben que ya se desató la lucha por la sucesión al interior de Morena por lo que abiertamente muchos ya “zopilotean” a López Obrador. Por eso mismo ya empezó la disputa por mantener el control de la rentable empresa familiar llamada morena, que es todo menos un partido.

Por eso, hoy el heredero natural es motejado de manera zalamera como “Andy”, porque se llama Andrés Manuel y se apellida López Beltrán. Y, por si no lo sabían, es el primogénito de AMLO.

¿Y, cuáles son los méritos para que el hijo de AMLO sea el heredero de Morena y todo el negocio que significa? Poca cosa, “Andy” es heredero por una conveniente decisión patriarcal.

Así, desde hace poco más de un año, “Andy” no sólo controla las riendas de todo Morena, sino que suple cada vez más a su padre quien, al mismo tiempo, cada vez está más alejado de las tareas directivas del partido.

Por eso es que “Andy” –y su poderoso grupo de influencia, en el que participan Claudia Sheinbaum y Yeidckol Polevnski--, fueron los principales opositores a que Ricardo Monreal se pudiera convertir en jefe de gobierno de la Ciudad de México.

¿Y por qué se opusieron?

La respuesta es una mezcla entre condición política y condición humana. Andy y su clan se opusieron, por miedo.

Es decir, el hijo de AMLO teme que, ante la ausencia de su padre y el empoderamiento de Monreal, el partido Morena quede en manos de Ricardo Monreal.

Por eso, la poderosa triada que manda en Morena y que integran Andy, Sheinbaum y Yeidckol, convencieron a AMLO de “matar políticamente” a su “hermano político”, para no poner en riesgo la sucesión al interior de Morena

    Y, casualmente, esa misma triada –Andy, Sheinbaum y Yeidckol--, operó el cuento de una supuesta encuesta que mandó a Ricardo Monreal “al diablo” en sus aspiraciones a jefe de gobierno de la capital del país.

    Pero la pregunta verdaderamente importante es la siguiente: ¿Por qué Andy “acusó a Monreal con papi”? ¿Por qué creen?

    ¡Bingo…! Porque el candidato presidencial del Morena para 2024 se llama Andrés Manuel… López Beltrán.

    Es decir, Andy, el hijo de AMLO, ya se apuntó no sólo para heredar la empresa familiar llamada Morena, sino para ser el siguiente candidato presidencial de Morena.

Por eso Andy convenció a su padre de hacer lo necesario para tirar a Monreal de la eventual jefatura de gobierno de la CdMx. Y es que si el zacatecano se convertía en jefe de gobierno capitalino, por Morena, de manera automática se colocaba en el arrancadero para la presidencial de 2024.

Y frente a la nada despreciable hipótesis de que Monreal se pudiera colocar en línea para ser candidato natural de Morena para 2024, Andy sería desplazado y hasta podría perder la joya de la corona; los millones de pesos que significan el partido Morena.

    En pocas palabras, Monreal fue echado de Morena porque era un peligro para Andrés Manuel… para Andy, el junior de AMLO, quien sigue los pasos de “papi”.

    Pero lo que no calcularon el padre y el hijo dueños de Morena, es que si Monreal logra la candidatura a la CdMx por una alianza de partidos, le puede quitar la presidencial no sólo al patriarca en 2018, sino a Andy en 2024

    Por eso, en los últimos días de septiembre, Ricardo Monreal abandonará las filas del partido Morena.

La razón, que su “hermano político” recurrió al pasaje bíblico de Caín y Abel. Es decir, López Obrador intentó matar políticamente a Ricardo Monreal -- cometió fratricidio--, para preservar la propiedad de Morena en el núcleo familiar.

Y el golpe de “Caín López” a su hermano “Abel Monreal” fue para cerrarle el paso al GDF, porque el zacatecano no sólo era “un peligro” para Morena en la CdMx, sino para los herederos de Morena y la presidencial de 2024. Por eso la rudeza contra Monreal.

Por lo pronto, nadie debe descartar una alianza entre Monreal y Mancera; alianza bomba, incluso para el PRD y PAN.

Al tiempo

 

Tags: