El PRI y las mieles de ser oposición

La Otra Opinión |
14-08-2017 04:19 PM

El PRI y las mieles de ser oposición

En la reunión plenaria de su XXII Asamblea Nacional --realizada este fin de semana-- el PRI se abrió a la posibilidad de postular a un candidato no-militante, emanado de la sociedad civil, con lo cual amplió su baraja de aspirantes a la presidencia de la República.

Paradójicamente, hace seis años una de las fortalezas del PRI era su reducida baraja de “presidenciables”. Sólo había de dos sopas: el entonces senador, Manlio Fabio Beltrones, y el saliente gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, quien desde agosto de 2011 era señalado como favorito no sólo al interior del tricolor, sino incluso en comparación con potenciales rivales de otros partidos.

Y es que en aquél entonces, el PRI disfrutaba de las mieles de ser oposición. Mientras el gobierno panista de Felipe Calderón se veía arrastrado por una crisis en Estados Unidos y Europa, así como por el desgaste de la “guerra contra el narco”, el entonces líder nacional del tricolor, Humberto Moreira, se envolvía en la bandera demagógica: acusaba al calderonismo de querer asfixiar presupuestalmente a los gobiernos estatales priistas --que entonces eran la amplia mayoría-- y demandaba más recursos para las entidades.

Como oposición, el PRI se ofrecía como alternativa al gobierno panista, cuyos niveles de aprobación caían de 58 a 53 por ciento --según una encuesta publicada el 8 de agosto de 2011 por El Universal--. Pero ahora, el que tendrá que lidiar con el desgaste de ser el partido en el gobierno es el PRI. Y peor aún; con una losa más pesada que la cargó el PAN en 2012, pues las últimas mediciones, la aprobación del presidente Peña Nieto no rebasa el 30 por ciento.

***

El PAN y el desgaste de gobernar

Como se dijo, hace seis años el PRI sacaba provecho de su rol como oposición, mientras que el PAN sufría los efectos de un desgaste de 12 años en el poder.

Y quizá el panista que más sufrió por ese desgaste fue en entonces Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

Y es que mientras intentaba posicionarse como “presidenciable”, Cordero tenía que lidiar con el lastre de ser el encargado de las finanzas públicas en un momento en que la crisis en Europa y Estados Unidos arrastraban a la economía mexicana, cuya perspectiva de crecimiento se recortaba de 4.7 a 4.1 por ciento.

Bien es cierto que la culpa por la “turbulencia financiera internacional” --como le llamaba el propio panista-- no era culpa suya. Pero ya hubieran querido Cordero y sus aspiraciones presidenciales ser parte de la oposición y no gobierno durante esa crisis.

***

El PRD le rogaba a AMLO para que se adueñara de sus spots

El que siempre ha gozado de las mieles de ser oposición y golpear al gobierno en turno es Andrés Manuel López Obrador, quien hoy es líder de Morena, pero hace seis años se preparaba para abanderar la coalición entre PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

Ahora el tabasqueño es tachado de incongruente --con justa razón-- por decir que sus antiguas huestes son parte de la “mafia del poder”. Pero, ¿Qué hay de la incongruencia de quienes --como Los Chuchos-- hoy ven al tabasqueño como un intolerante y autoritario mientras hace seis años le rendían pleitesía?

Resulta que en agosto de 2011, el entonces presidente del Sol Azteca, Jesús Zambrano, envió una carta a AMLO solicitando permiso para incluir la imagen del tabasqueño en los spots del PRD.

A esas alturas, AMLO llevaba años sin aparecer en la publicidad del PRD, que lo vetó de sus spots desde 2009, cuando, el tabasqueño llamó a votar por la coalición entre el PT y convergencia que competía contra los amarillos en las elecciones intermedias en la Ciudad de México.

Claro está que AMLO y el PRD limaron asperezas en 2011 porque se necesitaban mutuamente para las presidenciales de 2012. Seis años después, otra vez están peleados a muerte.

***

Sicilia exportó su caravana a EU

Otro que siempre ha gozado de las mieles de ser opositor es el poeta y activista Javier Sicilia, quien hoy se opone al gobierno de Graco Ramírez en Morelos.

Pero hace seis años, su rival era el calderonismo. En 2011, Sicilia hacía activismo en contra de la Ley de Seguridad Nacional impulsada por el PAN en San Lázaro, y el 12 de agosto de ese año, incluso exportó su “caravana” hacia Estados Unidos, iniciando una gira por algunas de las principales ciudades del vecino del norte.

 

Tags: