¿El padre todos los escándalos electorales?

La Otra Opinión |
18-04-2017 07:17 PM

Este martes, David Aguillón Rosales-- quien funge como coordinador de campaña del candidato del PRI a la gubernatura de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme-- acusó al panista Guillermo Anaya de cometer diversos delitos electorales.

Sin embargo, no se trata de cualquier delito ni de cualquier escándalo electoral. Se trata del que --de confirmarse-- sería el padre de todos los escándalos electorales.

Y es que Aguillón Rosales no afirma que Anaya es culpable de lavado de dinero, o de coacción del voto, o de financiamiento ilegal, o de peculado, o de violación a los topes de campaña. No: el priista afirma que el candidato del PAN ha cometido al mismo tiempo todos los delitos arriba citados.

De acuerdo con Aguillón, Anaya está involucrado en la compra de votos a través de más de 70 millones de pesos provenientes de diversos empresarios y que además son de procedencia ilìcita e involucran al banco Banorte.

Según el PRI, entre los involucrados en el presunto escándalo de Anaya se encuentra el empresario Eduardo Sierra González y Aldo Manjarrez, a quien se vincula con el exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés.

De acuerdo con la amenaza de los priistas, del tamaño del escándalo electoral será el tamaño de la denuncia, y a la brevedad Anaya no sólo será denunciado ante las autoridades electorales; también ante las judiciales, las hacendarias y hasta las bancarias.

Ahora será cuestión de que las autoridades realicen las investigaciones pertinentes, y entonces se sabrá si el de Guillermo Anaya es el padre de todos los escándalos electorales o la del PRI es la madre de todas las difamaciones.

 

Tags: