El “no circula” desata los demonios de 2018

Ricardo Alemán |
31-03-2016 09:56 AM

Durante los días de la más alta contingencia ambiental –ocurrida en la Ciudad de México del 14 al 17 de marzo–, el clamor ciudadano condenó a los tres órdenes de gobierno y los Tres Poderes de la Unión, por olvidar la calidad del aire en el valle de México.

Por eso, la Comisión Ambiental de la Megalópolis trabajó a marchas forzadas y –por instrucción presidencial–, ayer presentó un resolutivo que sorprendió a propios y extraños.

A partir del martes 5 de abril y hasta el 30 de junio, el programa “Hoy No Circula” aplicará a todos los vehículos –salvo excepciones–, un día a la semana y un sábado al mes, sin importar el holograma.

La medida aplica a las 16 delegaciones de la capital y 18 municipios mexiquenses. Además, incluye motocicletas y vehículos con placas federales y no aplica para transporte híbrido, eléctrico, vehículos que operen con gas natural y LP; transportes urbanos, de salud, funerarios, emergencia, protección civil, seguridad pública y transporte escolar acreditado.

Sobre el tema, el jefe de gobierno, Miguel Mancera –a quien junto con el mexiquense, Eruviel Ávila, les llovió por la contaminación–, advirtió que el “No Circula” debía extenderse –además del Distrito Federal–, a Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, estado de México y Morelos.

Sin embargo, las medidas adoptadas por la Comisión Ambiental Metropolitana y la sugerencia de Miguel Mancera –ampliar a la Megalópolis el “no circula”–, desataron los demonios electorales que asechan todo el ejercicio del poder, a todos los políticos y sus respectivos partidos.

¿Por qué?

Elemental. Porque los gobernadores de cuatro de los seis estados de la llamada Megalópolis son precandiatos presidenciales y porque en otras de esas entidades en junio próximo habrá elecciones locales

Así, por ejemplo, todos saben que son presidenciables, Miguel Mancera, Eruviel Ávila, Rafael Moreno Valle y Graco Ramírez; gobernadores de la Ciudad de México, estado de México, Puebla y Morelos, respectivamente. Además, el 5 de junio habrá cambio de gobierno estatal en Puebla y Tlaxcla.

¿Y qué quiere decir lo anterior?

Que pocos gobernadores están dispuestos al pago político y al costo en votos que significa un endurecimiento del “No Circula”. Y es que muchos que ayer gritaban la irresponsabilidad de los gobiernos por la contaminación, hoy mientan madres porque tendrán que dejar su auto un día a la semana y un día al mes. Sin duda medidas impopulares, dolorosas, pero necesarias.

Sin embargo, al “hombre voto” la contaminación “le vale madre”. Y parece dispuesto a castigar en las urnas al gobernante que lo deja sin auto un día a la semana y otro día al mes.

Por eso, el primero en oponerse fue el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quién preocupado dijo que su entidad no necesita tomar dicha medida. A su vez, en Hidalgo, Francisco Olvera garantizó la calidad del aire en el estado. En Tlaxcala, Mariano González señaló que su gobierno sólo acatará instrucciones de la CAMe, mientras que en Morelos, Graco Ramírez reconoció que sigue pensando si participará o no en el programa.

Resulta curioso que sólo Miguel Mancera y Eruviel Ávila –punteros presidenciales de las izquierdas y del PRI--, harán frente a los demonios electorales de 2018, por el “No circula”.

¿Cuántos encartados a la presidencial aguantarán el golpeteo de la carrera al 2018?

Al tiempo.

EN EL CAMINO

Se van los vividores de la CIDH, cargados de dinero público y de montañas de desprestigio. Se queda el veneno que sembraron. ¿Quién es responsable de que llegaran?

Tomado de Milenio

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

La Señora de las Ligas

25-04-2017 06:30 AM
La Otra Opinión