El narco mexicano es más poderoso que ejércitos extranjeros

La Otra Opinión |
15-12-2016 02:17 PM

En 10 años de “guerra contra el narcotráfico”; un saldo de casi 100 mil personas muertas y 30 mil desaparecidas; y la presión del propio secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, fueron necesarias para que el Congreso de la Unión se diera cuenta de la urgencia de promulgar una ley que regule la actuación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado.

Pero ahora que diputados y senadores se pusieron las pilas y ya trabajan para que en 2017 México cuente con una Ley de Seguridad Interior pues es necesario que los legisladores sepan con quién están enfrentando --o van a enfrentar-- al Ejército y a la Marina.

Y es que según estimaciones, los cárteles de la droga cuentan con un arsenal tanto o más poderoso que los ejércitos de algunos países extranjeros.

De acuerdo con información de Milenio, en los 10 años de la guerra contra el narcotráfico, el Gobierno mexicano decomisó a diversos grupos criminales un total de 202 mil armas, con las cuales --detalla la publicación-- sería suficiente para equipar a un Ejército del tamaño de Francia o a dos del tamaño del de Alemania.

Pero lo impresionante no es la cantidad de armas, sino su calibre: del total de armas aseguradas, el 75 por ciento son de alto calibre; la mayoría de ellas AK-47 --conocidas como “cuerno de chivo”-- o AR-15, que de hecho en México están tipificadas como de uso exclusivo del ejército.

Y por si fuera poco, el narco mexicano es capaz de combatir por tierra, mar y aire. Además de las armas, a los cárteles se les decomisaron 162 mil vehículos terrestres y marítimos, así como 607 naves aéreas. Resulta que sólo con las aeronaves aseguradas en estos 10 años podría conformarse una Fuerza Aérea, pues Milenio detalla que en cantidad --y sin tomar en cuenta la equipación-- las 607 naves aéreas decomisadas al narco son más que las que tiene el Ejército de Israel y casi dos veces más que las del Ejército Italiano.

Pero el verdadero negocio de los cárteles no son las armas, sino las drogas y el dinero.

En los 10 años de guerra contra el narcotráfico, las autoridades decomisaron un total de 1.4 billones de pesos en marihuana y cocaína según el valor comercial de estas mercancías en territorio nacional. El problema es que ello constituye sólo alrededor de una sexta parte de los 8.2 billones de pesos que se calcula han generado los cárteles en dicho periodo.

Ahora bien, cabe matizar que todo ese poderío económico y armamento no lo concentra un sólo enemigo. El Ejército mexicano se enfrenta a una gran variedad de grupos delincuenciales, entre los cuáles destacan el Cártel de Sinaloa, el Cártel de Jalisco Nueva Generación, el Cártel del Golfo, Los Zetas, Los Zetas, los Caballeros Templarios,el Cártel de Juárez, los Beltrán Leyva y La Familia Michoacana, que en conjunto tienen operaciones en el sesenta por ciento del territorio del país, lo cual abre varios frentes de lucha.

Y quizá los más espeluznante es: si en estos 10 años se ha decomisado tal cantidad de armas, vehículos, aeronaves y dinero, ¿Qué será de todo lo que permanece en manos de los cárteles? ¿Cuál será el verdadero poder bélico de los cárteles? ¿Será posible hacer frente al crimen organizado sin apoyo del Ejército?

 

Tags: