El muro invisible que ya construyó Trump

La Otra Opinión |
10-01-2017 06:25 PM

 

Incluso antes de asumir la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump ya levantó un muro entre México y el vecino del norte. No se trata de un muro físico, sino del muro de su intransigencia y obstinación.

Y es que son dos las promesas de campaña a propósito de las cuáles diversas voces advierten al magnate --incluso desde su propio lado de la frontera-- que es necesario retractarse o al menos desradicalizar su postura.

La primera de ellas es la promesa de construir un muro en la frontera con México que sea pagado con recursos de nuestro país. Este martes, el periódico The washington Post publicó un editorial en el que califica como irrisoria dicha pretensión del republicano.

La otra promesa de Trump que no ha sido tan bien acogida por algunos sectores es la renegociación del TLCAN. Sobre todo han sido algunas empresas automotrices las que --si bien han cedido ante la presión del presidente electo para mantener sus plantas en suelo norteamericano-- han resaltado los beneficios económicos del acuerdo comercial con México.

Sin embargo, la obstinación de Trump parece ser lo suficientemente grande como para hacerlo ignorar estos argumentos. A pesar de que la semana pasada trascendió en medios norteamericanos que el equipo de transición del magnate solicitará recursos al Congreso norteamericano para construir el muro --lo cual confirmaría que México no pagará por la obra-- Trump salió a decir que nuestro país reembolsará la inversión que haga Estados Unidos a través de la negociación del TLCAN.

Lo anterior es una muestra de que a partir del 20 de enero el gobierno se topará con un muro de obstinación al momento de negociar con Trump el TLCAN y tocar el tema de la construcción del muro físico entre ambas fronteras.

En este sentido, el funcionario que tendrá la tarea de derribar dicho muro será Luis Videgaray. A pesar de que algunos especularon que la amistad del nuevo canciller con el yerno de Trump podría beneficiar a México en las negociaciones, las recientes declaraciones del presidente electo de Estados Unidos parecen mostrar que no será así; la idea de Trump de cumplir sus promesas parece ser tan firme como intransigente.

Pero, ¿cómo hará Videgaray para negociar con un político como Trump?

Como lo indicó el canciller en la reunión con embajadores y cónsules de este lunes, la clave para lidiar con Trump parece radicar en la dignidad, la inteligencia y la apertura al diálogo. Por ello es una buena señal que así como Trump es firme en sus posturas, Videgaray reafirme la postura de México.

En entrevista televisiva, este lunes el Secretario de Relaciones Exteriores se mostró tajante al reiterar que de ninguna manera México pagará por el muro fronterizo o reembolsará su costo a Estados Unidos, y aunque dijo que hay muchos temas que se pueden negociar en torno al TLCAN, también afirmó que existen otros “que van en contra de la dignidad de un pueblo, que atentan de manera flagrante contra la soberanía nacional. Y en esos temas no se va a transigir”.

 

Tags: