El Frente antiAnaya en el PAN

Francisco Garfias |
03-10-2017 08:59 AM

Ricardo Anaya se le apareció un “frente”, pero en su partido. La mayoría de los gobernadores azules o aliancistas no están con él o de plano no le han manifestado apoyo en sus planes de ser candidato presidencial.

Súmele que un creciente grupo de senadores se adhieren, ya, al llamado grupo de Los Rebeldes que no ven con buenos ojos la “línea” del jefe nacional a los legisladores.

Garganta Azul nos asegura que del lado de los leales al jefe nacional panista y sus ambiciones no confesadas de ser candidato del Frente Ciudadano Mexicano se forman
Miguel Ángel Yunes, Veracruz; Kiko Vega, Baja California; Javier Corral, Chihuahua, y Miguel Márquez, Guanajuato.

En la lista de los que no lo apoyan estarían, en primerísimo lugar, su “paisano” Pancho Domínguez, Querétaro; Tony Gali, Puebla, y José Rosas Aispuro, Durango.

No le han dado color Carlos Mendoza Davis, Baja California Sur; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Tamaulipas; Martín Orozco, Aguascalientes, y Antonio Echevarría, Nayarit.

En la Cámara alta las cosas tampoco le pintan bien al Joven Maravilla. Los llamados senadores rebeldes del PAN eran cinco en un inicio: Ernesto CorderoRoberto GilSalvador VegaJorge Lavalle y Jorge Lozano. Pero el grupo se fue ampliando hasta alcanzar un piso de 11 senadores, que pueden alcanzar hasta 19, según el tema.

“Hay gran inconformidad con la línea que ha tirado Ricardo Anaya”, puntualizó Ernesto Cordero.

El presidente de la Mesa Directiva en el Senado, quien llegó al cargo sin el apoyo de la mayoría de su bancada, considera inadmisible que Ricardo haya tomado al Congreso como rehén de sus intereses personales.

  • Mención aparte merece el polémico Javier Lozano. Pidió licencia como senador para irse a Puebla como secretario de gobierno de Tony Gali. Ése era el acuerdo, pero cambió de idea y terminó como jefe de la oficina del mandatario estatal.

Poco le duró el gusto y, sin decir ni agua va, se regresó al Senado. Nada le dijo al jefe del dream team —así lo llamó— del que dice formar parte: Rafael Moreno Valle. En una carta explicó que abandonaba el cargo porque tiene aspiraciones de convertirse en el próximo gobernador de Puebla.

Javier, por lo demás, hizo una declaración el domingo que llamó la fuertemente la atención. Dijo que él está con el exgobernador de Puebla en la carrera hacia Los Pinos, pero considera que José Antonio Meade , actual secretario de Hacienda, “sería un buen Presidente”.

Tampoco gustó a los morenovallistas que don Javier se tomara la foto con Anayahace un mes.

  • Ya que estamos. Llama la atención que entre los propósitos del FCM aparezca la figura de “jefe de gabinete” en un hipotético gobierno de coalición. Las mentes suspicaces se echaron a andar inmediatamente sobre la inclusión de ese altísimo cargo.

¿Será que ya acordaron que el candidato a la presidencia sería Ricardo AnayaAlejandra Barrales la abanderada a la jefatura de Gobierno y Dante Delgado jefe de gabinete si el Frente se alza con al triunfo el primero de julio del 2018? Preguntaron.

  • No deja de sorprender la firma de Margarita Zavala en una carta en la que, junto con Rafael Moreno Valle y el perredista Silvano Aureoles, solicitan a los jefes del PAN, PRD y MC que el candidato del Frente surja de una elección abierta.

La otrora primera dama no parecía muy entusiasmada con la idea de que el PAN se uniera al FCM, pero hoy sabemos que fue ella la que redactó la citada misiva que a la letra dice:

“Es sabido que la naturaleza del Frente no es de carácter electoral. Sin embargo, la expectativa social es que desemboque en una coalición que compita en las elecciones del 2018. Por eso es indispensable que se transparente de inmediato la forma en que se prevé la forma de garantizar la participación de la sociedad, con un modelo auténticamente democrático e incluyente.

“Estamos convencidos de que la única forma de asegurarlo es que los candidatos que se postulen emanen de una elección abierta a la ciudadanía”.

La vía de encuestas ni siquiera es mencionada. Margarita y Anaya resultarían favorecidos. El nivel de conocimiento no es parejo. Ella es esposa de un expresidente de la República. Tuvo seis años de reflectores. Él se promocionó en millón y medio de spots como jefe nacional del PAN.

La carta, por cierto, no lleva la firma del jefe de gobierno, Miguel Mancera, otro de los aspirantes a abanderar al Frente en el 2018. El sismo del 19-S y la devastación en la Ciudad de México le impiden cualquier movimiento para promover sus aspiraciones.

Es uno de los damnificados políticos del movimiento telúrico.

Hay que aclarar que antes del temblor se pronunció por una elección abierta para elegir al abanderado.  

En el entorno de Anaya nos dicen que una elección abierta es antiestatutaria.

  • Nueva Alianza dará respuesta hoy a la invitación que recibió de unirse al Frente. Quisimos adelantarnos y le pedimos una señal a Luis Castro, presidente de esa agrupación política. El hombre nos habló del “interés” del partido turquesa en la “construcción” del FCM y adelantó que presentará propuestas concretas en tres ejes.

“No puedo adelantarlas porque lo correcto es que las sepan ellos formalmente primero”, se excusó.

  • No habrá comparecencia hoy del secretario José Antonio Meade en el Senado, como estaba programado. En San Lázaro pidieron que el secretario de Hacienda fuera primero al Palacio Legislativo. El Presupuesto es facultad exclusiva de los diputados. Ésa y otras razones llevaron a la Cámara alta a correr la cortesía a la otra cámara.

 

Tags: