El fraude y la millonada que ganan las ONGs

La Otra Opinión |
07-04-2017 03:00 PM

A nadie sorprende el hecho de que las Organizaciones No Gubernamentales se convirtieron en un negocio para los dirigentes de sus causas, tampoco es sorpresa que en 15 años estas asociaciones hayan mutado su origen, precisamente desalineado de alguna corriente política, y hoy sean defensores de causas de la izquierda, tal como apunta en su columna de este viernes Carlos Mota en El Financiero:

“El hecho de que las ONGs tomen ese partido no es lo más sano del mundo. Pero efectivamente ocurre. Están violentando su vocación inicial y se están decantando hacia un modelo alternativo”.

Mota se refiere a que este tipo de organizaciones nacieron con el fin de proteger a la sociedad civil, por lo que en un principio --que duró muy poco-- no tenían ideología ni corriente política; sin embargo ahora parecen defender sólo ciertas causas, las que les convienen, y casualmente coinciden con las de izquierda.

De este modo, Carlos Mota asegura que las ONGs dejaron de ser “defensoras” de la sociedad y se convirtieron en denunciantes del gobierno. Por ello señalan y ven con malos ojos todo lo que tenga forma de servidor público.

Sin embargo, como ya dijimos, no es novedad que este tipo de asociaciones actúen de esta forma; en este espacio hemos dado pruebas de que desde hace décadas las ONGs cambiaron sus objetivos.

En el Itinerario Político del 13 de abril del 2016, “Danza de millones y derechos humanos”, evidenciamos como una de las máximas representantes de la mafia de las ONGs, Mariclaire Acosta, había saqueado varios millones de pesos del erario público con el falso argumento de la defensa de los derechos humanos.

La señora Acosta, que actualmente es consejera de la CNDH, ha sido desde 1989 cómplice de actos de corrupción disfrazados de “buenas causas”, una de las más evidentes: “la reparación de daños” a criminales.

Pero Mariclaire Acosta no es la única dirigente de ONGs que se ha aprovechado de los recursos federales. Hay cientos de asociaciones que lo hacen y para muestra vale la pena recordar que en junio de 2016 se destapó que 52 por ciento del presupuesto de Oaxaca terminó en Organizaciones No Gubernamentales vinculadas a la Sección 22 y la CNTE cuando Gabino Cué fue gobernador.

Al respecto vale la pena preguntarnos… ¿Volveremos a confiar en las ONGs? O mejor dicho… ¿Hasta cuándo seguiremos cayendo en sus enredos?

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

PEÑA, EL IDIOTA

17-11-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

Ayala destapa a Meade

17-11-2017 06:00 AM
José Contreras