“El Cuau” sacrifica seguridad de Cuernavaca por su supervivencia política

26-12-2016 01:45 PM

En el pleito entre el Gobernador de Morelos, Graco Ramírez y el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, no gana ni uno ni otro; y quienes pierden son los habitantes de la capital morelense.

Y es que si Cuernavaca ya había perdido gobernabilidad debido a la pugna entre las administraciones municipal y estatal, así como con el congreso local, ahora también pierde en materia de seguridad

La mañana de este lunes, el alcalde, Cuauhtémoc Blanco, anunció en rueda de prensa que Cuernavaca abandona el convenio de colaboración con el Mando Único Policial del Estado de Morelos.

Según Blanco, la decisión se debe a que dicho esquema no fue capaz de brindar certezas al municipio en materia de seguridad. El edil afirmó haber recibido quejas por parte de los habitantes acerca de arbitrariedades en el actuar de la policía de Mando Único.

Sin embargo, Blanco también reveló el trasfondo político de esta medida: citó la toma de las instalaciones del Ayuntamiento de Cuernavaca a manos de elementos del Mando Único que desconocieron su autoridad y obedecieron las órdenes del Comisionado de Seguridad Estatal, Alberto Capella. Y como de costumbre, acusó que detrás de ello se encuentra la mano del gobernador Graco Ramírez, quien --según él--, busca destituirlo.

Así, queda claro que más que la seguridad de los habitantes de Cuernavaca, lo que Blanco busca es controlar a la policía del municipio.

Bajo el esquema del Mando Único, las policías municipales son coordinadas por el gobierno estatal --con apoyo del federal y del Ejército--. Por ello, al abandonar el convenio el exfutbolista limita la influencia de Graco Ramírez en Cuernavaca. Pero al mismo tiempo, pierde el apoyo de la policía estatal en labores de seguridad.

Entonces, ¿De verdad intenta Blanco garantizar la seguridad de Cuernavaca y la tranquilidad de los ciudadanos?

Más bien pareciera que lo que el alcalde busca garantizar es su seguridad y supervivencia políticas, aunque ello vaya en detrimento de la seguridad de sus gobernados.

Así, todo indica que es cuestión de tiempo para que, incapaz de combatir la inseguridad sólo con la policía municipal, Blanco solicite el apoyo del Gobierno Federal.

 

Tags: