El Bono Verde es una deuda más si no se gasta como se debe

La Otra Opinión |
15-12-2016 06:32 PM

 

La Ciudad de México adquirió esta mañana el Bono Verde el cual quivale a un financiamiento por mil millones de pesos que podrá pagarse en cinco años con una tasa de interés fija del 6.02 por ciento.

Cabe señalar que ese recurso es el primero en su clase que se otorga a un gobierno local en América Latina.

Según el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, este bono se pudo obtener gracias al buen estado financiero y el manejo de la deuda pública.

Cabe señalar que el recurso se usará para mejorar el transporte público y la infraestructura hidráulica y además servirá para ampliar los servicios del Metro, Metrobús y transporte eléctrico.

En entrevista para La Otra Opinión el mtro. Carlos Arturo Baños, profesor de la UAM, comentó que los bonos verdes son una contratación de deuda para proyectos ambientales enfocados en combatir el cambio climático; es decir que se debe gastar en niciativas para mejorar el transporte y la infraestructura no contaminante.

“Cuando uno quiere dinero es para trabajarlo, los antecedentes de Mancera y de los gobiernos del Distrito Federal revelan que han destinado poca inversión al metro, incluso cuando se subió la tarifa. Por ello, cuando uno contrata un bono debe reconocer los puntos a trabajar”, agregó el especialista.

Para finalizar explicó que del 2005 al 2015 el tránsito privado se multiplicó en la Ciudad de México y las áreas conurbadas, con lo que se duplicó el desgaste de motores de combustión interna.

“Hay que ser escépticos porque todos los antecedentes apuntan que no hay visión a largo plazo. Desde que Mancera está en el cargo siempre ha dicho lo mismo y lo que hemos visto es que después de la crisis de la línea 12 no hay más”, reiteró Baños.

 

Tags: