El alcalde Layín, igual de excéntrico que Jay Gatsby

La Otra Opinión |
29-12-2016 03:53 PM

 

Scott Fitzgerald escribió la novela El Gran Gatsby, donde cuenta la historia del millonario Jay Gatsby a través de la perspectiva de Nick Carraway, un joven veterano de la Primera Guerra Mundial.

De este modo, el lector es testigo de las innumerables y ostentosas fiestas que seguido realiza Gatsby en su mansión de Long Island, en las cuales destaca el lujo y el exceso, al mismo tiempo que la ausencia del anfitrión, y es que Jay prefiere observar en aislamiento lo que ocurre en tales reuniones a ser el centro de atención.

Más tarde se descubrirá que la razón de las fiestas de Gatsby radica en llamar la atención de Daisy Buchanan Fay, la prima de Nick con la cual tuvo un romance años antes y de la que sigue perdidamente enamorado.

Resulta curioso como en la ficción, Gatsby despilfarra en fiestas sólo para atraer a una persona, mientras que en la vida real hay personajes que despilfarran para atraer a todo el mundo, tal como ocurre con el alcalde de San Blas, Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, mejor conocido como “Layín”.

Y es que el político se ha caracterizado por regalar dinero en sus eventos, además de rifar electrodomésticos y amenizar con bandas de gran reconocimiento como Los Tigres del Norte, El Recodo y Julión Álvarez.

Recientemente el edil de San Blas fue noticia porque se colgó al tren de los XV años de Rubí, y previamente a la fiesta regaló a la festejada un automóvil con valor de 190 mil pesos.

En la novela de Scott Fitzgerald, El Gran Gatsby, el millonario paga sus excéntricas reuniones con dinero propio y aunque más tarde se asegura que sus recursos provienen de la venta clandestina de alcohol, sus intenciones no tienen más objetivo que el amoroso.

En el caso de la vida real, el alcalde Layín ha reiterado que le gusta regalar cosas, y que vive para eso; sin embargo, es probable que todo el dinero que ha despilfarrado provenga del erario y no de sus bolsillos, como también ha confirmado.

Por otra parte, vale la pena destacar que las intenciones de Layín además de ser mediáticas son políticas, porque el próximo año quiere estar en la planilla electoral de su estado, donde se renovará al gobernador.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Delfina, clavadísima

28-04-2017 07:00 AM
José Contreras