Edomex: la madre de todas las batallas

#Carrera2018 |
07-12-2016 12:21 PM

Todo está listo para que en la primera mitad del mes de enero los distintos partidos políticos interesados en la renovación del gobierno del Estado de México, den a conocer a sus respectivos candidatos.

Como saben, todas las encuestas colocan al PRI como ganador, cuando solo está en juego “la marca”. Es decir, que cuando se consulta a los mexiquenses sobre su preferencia partidista en la renovación del gobierno estatal, el PRI aparece como puntero, por mucho, sobre el PAN, que ocupa la segunda posición. Luego siguen el PRD Y Morena prácticamente empatados.

Sin embargo, cuando a las siglas partidistas se les coloca el nombre de un candidato, las encuestas resultan diametralmente opuestas.

En ese escenario, cuando el PAN propone como su posible candidata a la señora Josefina Vázquez Mota, entonces el partido azul y la ex aspirante presidencial aparecen a la cabeza. 

En el caso del PRI, cuando el partido en el poder coloca como candidato al diputado Alfredo del Mazo, se reducen considerablemente las distancias entre el PAN de Josefina Vázquez Mota y el PRI de Alfredo del Mazo.

En el escenario mexiquense, como se sabe, ya existe una candidata que con toda seguridad estará en las boletas. Es la aspirante de Morena Delfina Gómez. A su vez existe un candidato eterno, que bien puede ser apoyado por el PRD, por Morena o por el PAN. Se trata, como también saben, de Alejandro Encinas.

Pero lo interesante de la elección para renovar el gobierno estatal en el Estado de México, es que aún hoy, a poco más de un mes de que deban estar en contienda los candidatos de cada partido, no hay nada para nadie.

Dicho de otro modo, que salvo la candidatura de Delfina Gómez por Morena, en el resto de los partidos puede pasar cualquier cosa.

En el PRI, por ejemplo, sobreviven cuatro precandidatos; Alfredo del Mazo, Ana Lilia Herrera, Carlos Iriarte y Alfonso Navarrete Prida.

Los cuatro citados son los finalistas que más se mencionan entre la clase política mexiquense, a pesar de que manos interesadas insisten en colocar a muchos otros con posibilidades, que en la práctica, no tienen.

En el caso del PAN, es casi un hecho que Josefina Vázquez Mota no se convertirá en candidata al gobierno mexiquense. La razón es elemental. No es bien vista por los distintos grupos del PAN estatal.

Dicho de otro modo, que es muy probable que el PAN mexiquense, se incline por un candidato local.

La gran expectativa, sin embargo, está depositada en la alianza entre el PAN y el PRD. Nadie sabe a ciencia cierta, si al final de cuentas se llevará a cabo dicha alianza. Lo que se sabe es que el PAN estatal no aceptará dejar la plaza en manos de un candidato del PRD, mientras que en el otro extremo, los perredistas no están dispuestos a aceptar la candidatura de la señora Vázquez Mota.

Como queda claro, aún no hay nada para nadie en el Estado de México. Más aún, en la elección que determinará en buena medida la victoria de 2018, puede pasar cualquier cosa.

La elección mexiquense será, en el fondo, la madre de todas las batallas.

Al tiempo.

 

Tags: