“Donación” de partidos: ¿Quién les cree?

José Contreras |
26-09-2017 06:00 AM

El pasado viernes, los dirigentes del PAN, PRD y MC, que conforman el Frente Amplio Democrático, anunciaron la presentación de una iniciativa para eliminar el 100 por ciento de los recursos que reciben los partidos políticos, a fin de destinar esos recursos para los damnificados por los sismos.

Y ayer, el PRI dio a conocer una iniciativa de reformas a la Constitución que busca exactamente lo mismo que la anunciada por los partidos del Frente.

Podemos apostar a que a la mera hora ninguna de esas iniciativas será aprobada, o no al menos con la celeridad que requiere la situación. Es demagogia pura.

De entrada, hacer reformas relacionadas con los procesos electorales del 2018 ya no es posible, pues el plazo para publicar reformas de este tipo venció desde el pasado 2 de junio.

El artículo 105 fracción segunda inciso i) de la Constitución señala: “Las leyes electorales federal y locales deberán promulgarse y publicarse por lo menos noventa días antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse, y durante el mismo no podrá haber modificaciones legales fundamentales”.

Para hacer posible lo que anunciaron el PRI y el Frente se tendría que reformar el propio artículo 105 y además del 41 de la Constitución, que contiene la fórmula para calcular el financiamiento que reciben los partidos.

Pero al iniciar el procedimiento para realizar estas reformas, el Congreso estaría violando la Constitución, pues el proceso electoral federal del 2018 ya empezó y el artículo 105, como vimos líneas arriba, prohíbe hacer “modificaciones legales fundamentales” durante el proceso.

Otra opción sería que los legisladores aprobaran las reformas al 41 y que introdujeran un artículo transitorio que dejara sin efecto, solo por esta ocasión, lo estipulado en el 105.

Como sea, aprobar reformas a la Constitución implicaría enviar el decreto a los congresos estatales para que fuera aprobado por al menos 17 de ellos y luego modificar las leyes secundarias a nivel federal y estatal.

Todo esto, antes del 15 de noviembre de este año, cuando debe quedar aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Por eso ambas propuestas, la del PRI y la del Frente, suenan a demagogia e hipocresía, al igual que la confusa y opaca decisión de Morena de “entregar” por su cuenta un porcentaje de su presupuesto de campaña --dinero que aún no tiene pero que ya quiere “entregar”-- a los damnificados.

La clase política se escondió durante los días posteriores al sismo del pasado 19, y por fin asomó la cabeza solo para confirmar su falta de seriedad y de compromiso con la ciudadanía.

Si en verdad quisieran donar recursos se podrían ir por el atajo, que es renunciar al dinero que el INE aún no les ha entregado del ejercicio fiscal 2017, para que el Instituto reintegre ese dinero a la Secretaría de Hacienda y de ahí vaya a un fondo de reconstrucción. 

Lo otro solo son ganas de engañar y de lucrar políticamente con la tragedia. 

Pero bueno, no faltará quién les crea.

OFF THE RECORD

**TERRATENIENTE

Ayer, autoridades le decomisaron al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, diez propiedades.

Entre éstas se encuentran varios ranchos con extensión superior a mil hectáreas.

Una ofensa, el patrimonio que acumuló otro de los gobernadores solapados por el PRI.

**DERRUMBES

El sismo del 85 derribó a varios funcionarios y terminó carreras políticas.

¿Cuál será el saldo político del sismo del pasado 19 de septiembre?

Hay más de uno que ya se tambalea.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: