Discurso de Manlio Fabio Beltrones en la 22 Asamblea Nacional del PRI

La Otra Opinión |
12-08-2017 03:27 PM

Lic. Manlio Fabio Beltrones Rivera:

 

Muy buenos días a todas, a todos ustedes. Saludo al Presidente y a la Secretaria General de nuestro partido y a través de ellos a los miles de militantes de nuestro partido que hoy aquí coincidimos en esta Asamblea.

Hago lo propio con la Mesa Directiva como también con las ex presidentas y los ex presidentes de nuestro partido. Saludo a la Gobernadora y a los gobernadores de los estados, a los miembros del gabinete, así también como a los legisladores, presidentes municipales y, sobre todo, a aquellos que hacen posible que este sea un partido que siempre piense en su renovación; ustedes los militantes del PRI.

Me tocó el honor de estar presente en la Mesa de Visión de Futuro, podría relatarles a ustedes, por mucho tiempo, la riqueza de las ideas que le dieron cuerpo a un documento que mira siempre hacia adelante, que transforma como lo hace el PRI todos los días, las ideas pero también construye con acciones los resultados.

Hubo un denominador común que estoy seguro ustedes encontrarán en la lectura del documento que ya se encuentra a su disposición, y ese fue el reconocimiento a lo que en los últimos años el PRI y los gobiernos del PRI, pero en especial el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto ha hecho con las reformas transformadoras; y esto es en específico la base y sustento de lo que debe de hacernos mirar al futuro, para que las mismas vengan a darnos todavía, no nada más un mayor crecimiento sino una verdadera batalla en contra de la desigualdad y la pobreza.

Y es que, interpretando el espíritu de la Mesa, más que el documento, el PRI mira al futuro con la guía de sus valores fundacionales: democracia y justicia social.

Estos principios fueron la guía insustituible en la lucha del poder público. De la Mesa se concluye que aspiramos al poder público como medio para construir un México vigoroso, libre, justo, incluyente, próspero y feliz, capaz de ejercer su soberanía y actuar con dignidad y respeto mutuo en el concierto de las naciones.

Este documento que está a su disposición se hizo pensando en un México cuyo vigor se sustente en mujeres y hombres libres, en instituciones y leyes efectivas, en una economía que genere la riqueza necesaria para atender las necesidades de todos sus habitantes en sus valores y cultura, que nos dan identidad y fuerza para enfrentar los complejos retos del presente.

Un México en donde, en forma universal, desde la infancia, todas y todos tengan acceso a la educación y aprendizaje para la vida de calidad; a un sistema de salud eficiente; a un ingreso básico que les deje atrás la pobreza; a la seguridad social; a oportunidades que generen las capacidades necesarias para ejercer sus libertades, para exigir con determinación sus derechos y para cumplir con responsabilidades sus distintos deberes.

Un México donde se viva en paz, con seguridad en el goce y disfrute de la vida y patrimonio; con comunidades seguras, fuertes, incluyentes, respetuosas de la diversidad y los derechos de las minorías, capaces de contribuir activamente en la solución de sus retos.

La Mesa de Visión de Futuro siempre estuvo dirigida a pensar en un México con una economía vigorosa, capaz de generar empleos productivos que aseguren la competitividad del país y provean de un ingreso digno a las familias, una economía sostenible, basada en el manejo responsable de nuestros recursos naturales y la protección al medio ambiente. Una economía fundada en un mercado interno fuerte, amplio y capaz de competir con éxito en el mercado externo, y cuya viabilidad se fundamente en la productividad y no en bajos salarios.

Un sistema que brinde igualdad de oportunidades, en el que la única desigualdad aceptable sea la que resulte de la innovación, nunca la que surja de los privilegios de conductas monopólicas de corrupción e impunidad.

En fin, pensando en un México con instituciones públicas fuertes, capaces de regular con eficiencia los mercados, las empresas y al Gobierno; de garantizar el Estado de Derecho y el correcto ejercicio del poder público y evitar abuso de los poderes público y privados. 

De hacer efectiva la igualdad de todas y todos ante la Ley y el respeto a los Derechos Humanos y Sociales que la Constitución tutela y protege con organizaciones de la sociedad vigorosamente actuantes, participativas, efectivas para fiscalizar la acción pública y evitar sobre todo el abuso de los gobiernos en el ejercicio del poder. 

Así es como ha pensado el PRI en esa Mesa de Visión de Futuro, en un México con gobiernos efectivos, que den certeza de gobernabilidad, legitimados por su integridad y profesionalismo, sustentado en coaliciones formales que representen verdaderamente los intereses y aspiraciones de una mayoría real. 

Gobiernos éticos, abiertos, transparentes y capaces de articular los esfuerzos de los mexicanos para enfrentar los retos del presente que son la inseguridad, la impunidad, la corrupción, la desigualdad y la pobreza. 

Así es como piensa el PRI hacia el futuro, así es como el PRI aspira al poder público para construir este México en el cual todos estamos participando. 

Termino diciendo que no podría ser más ejemplar la visión de un México de futuro sin la participación de militantes preclaros y sobre todo auténticos de este gran priismo. 

Es así como esa Mesa la cerró la participación de un militante muy importante del priismo de uno de los municipios más humildes de Aguascalientes  -de San José de Gracias, don Héctor García Sanabria- quien en su momento concluyó diciendo:

“A mis amigas y a mis amigos del PRI les digo que participé con enorme orgullo que solamente viene de la lealtad a un partido político al que he seguido por muchos años y que he escuchado de ustedes que este eje transformador y visión de futuro tiene mucho que ver con lo que especifica la Organización de las Naciones Unidas para que nosotros avancemos de manera correcta para conseguir todos estos objetivos: La Agenda 20-30”.

Pero la mejor Agenda del priismo se encuentra en el 2018, en donde tenemos que ganar las Elecciones para hacer viable esta Agenda del futuro consensada por todos los priistas. 

¡Enhorabuena para todos ustedes!

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Anaya: un cerillo apagado

21-11-2017 06:00 AM
José Contreras