Derrumbes en el reino de Los Ocean

José Contreras |
09-10-2017 07:55 AM

José Contreras

El sismo del pasado 19 de septiembre derribó 13 edificios en la delegación Benito Juárez y podría terminar por derribar al cacicazgo del ex titular de la demarcación, Jorge Romero, quien desde hace varios años maneja tras bambalinas los hilos del PAN en la Ciudad de México.

De los 38 edificios derrumbados por el sismo en la capital de la República, 13 estaban en colonias de la delegación Benito Juárez, gobernada por Jorge Romero de 2012 a 2015.

De acuerdo con datos de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial, durante la gestión de Romero se recibieron mil 153 denuncias referidas a la delegación Benito Juárez, la mayoría por irregularidades de inmobiliarias durante la construcción de edificios.

Si las investigaciones que realizan la Contraloría General de la Ciudad de México y la Procuraduría capitalina son serias, tendrían que profundizar en la administración de Jorge Romero, durante la cual se permitió la proliferación de edificios de departamentos sin verificar que cumplieran con los estándares de calidad y seguridad.

El ex jefe delegacional no ha asomado la cabeza desde que el sismo derribó 13 edificios y terminó con la vida de 46 personas en la delegación que gobernó y que aún controla desde su cargo de coordinador de la bancada del PAN en la Asamblea Legislativa.

Desde hace por lo menos diez años, Romero controla la vida del PAN en la Ciudad de México. El quita y pone dirigentes estatales y delegacionales y palomea las candidaturas a cargos de elección popular.

Su reinado empezó desde el 2007, cuando, con su apoyo, llegó a la dirigencia del PAN capitalino Mariana Gómez del Campo. A partir de ese momento se inició un abultamiento artificial del padrón de militantes, hasta llegar a cifras inverosímiles,

lo cual ha sido usado desde entonces para ganar todos los procesos internos.

Al paso del tiempo, Jorge Romero asumió el control total de ese grupo panista que hasta la fecha detenta todos los cargos de dirigencia en la Ciudad de México.

Su grupo compacto, conocido como Los Ocean por su afición a reunirse en un bar con ese nombre, tiene un carácter entre porril y fascistoide.

El grupo de Los Ocean y su líder, Jorge Romero, se han destacado por sus escándalos, como el protagonizado durante el Mundial de Futbol de Brasil en el 2014, cuando varios de sus principales integrantes golpearon al esposo de una dama a la que antes le habían faltado al respeto.

Tres integrantes de Los Ocean, Rafael Medina Pederzini, Sergio Eguren Cornejo y Ángel Rimak Eguren Cornejo, así como el empresario Mateo Codinas, fueron sometidos a proceso penal en Brasil.

Y en mayo del 2016, el líder del grupo, Jorge Romero, se refirió como  “ese pinche judío” hacia el presidente de la Comunidad Judía en México, Salomón Achar Achar, a quien le impidió, mediante maniobras y cabildeos, formar parte del consejo honorario de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa.

El líder de Los Ocean --algunos panistas críticos dicen que es una secta--  ahora debe responder más que por un nuevo escándalo, por posibles actos u omisiones que pudieron ser determinantes en la muerte de 46 personas en su reino.

OFF THE RECORD

**COSTOS DE LA RUPTURA

Aún es prematuro calcular los costos que tendrá la ruptura histórica en el PAN.

Es un hecho que Margarita Zavala se registrará como candidata independiente a la Presidencia de la República.

¿Quién saldrá ganando? ¿Quién saldrá perdiendo?

Los ganadores y los perdedores no serán necesariamente panistas.

**OTRO ALCALDE EJECUTADO

El pasado viernes fue asesinado el presidente municipal de Paracho, Michoacán, Stalin Sánchez González.

¿Cuántos van?

El asesinato de un alcalde ya no sorprende ni espanta. Pareciera algo normal.

¿Cómo llegamos a esto?

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

 

Tags: