Coyoacán: el crimen acecha al barrio más cultural del país

La Otra Opinión |
23-12-2016 05:37 PM

 

 

Coyoacán es uno de los barrios de mayor tradición en la Ciudad de México. Enclavado en el centro de la capital, es una de las zonas que aún conserva un estilo mágico. Siempre concurrido y visitado por millones de personas nacionales y extranjeros, principalmente en su turística plaza mayor, día y noche es un lugar ideal para comer, pasear o solo pasar el tiempo.  

Es uno de los sitios que guarda entre sus calles cultura y se respira intelectualidad. Sus vecinos siempre han sido notables personajes en el ámbito de la política, las letras y las artes que lo hacen todavía más un lugar enigmático. Inclusive en su territorio está asentada la UNAM, la máxima casa de estudios de país.

Sin embargo, en los últimos días se ha desatado una ola de violentos acontecimientos. Pero ¿a qué se debe esta alza de sangre en sus terrenos?

En este año, uno de los más violentos de los últimos seis años, la tasa de criminalidad por cada 100 mil habitantes creció en esta delegación un 199.9 por ciento.

Los atracos con mayor índice es el robo a casa-habitación, robo a transeúnte y el homicidio. Desde el 2015, Coyoacán ha estado en el radar delictivo de forma constante.

En la parte del Centro de Coyoacán, en las inmediaciones de la UNAM y en zonas de alta afluencia proliferan los llamados antros, bares o centros donde el alcohol es el principal invitado. Lugares que también se prestan al consumo y venta de drogas, lo que pudiera explicar el aumento en las tan mencionadas rencillas, y que el ajuste de cuentas sea la principal causa de la alza de homicidios.

El pasado viernes 11 de noviembre a plena luz del día con el Centro de Coyoacán a tope, unos sujetos en motoneta acribillaron de siete impactos de bala a un hombre que caminaba en la esquina de Francisco Sosa y Tres Cruces. ¿Y por qué asesinar a un hombre en la avenida Francisco Sosa, una de las calles con la mayor plusvalía de la ciudad? Se dice que las casas o los terrenos se valúan en dólares.

Un día después, el sábado, también en las inmediaciones del Centro de Coyoacán, un hombre que pretendía asaltar una Notaría baleó e hirió al guardia de seguridad.

Y ayer 14 de noviembre, durante una supuesta pelea entre vecinos de la colonia Pedegral de Santo Domingo, sacaron sus armas de fuego para dirimir rencillas y se balearon. El saldo que dejó este incidente fue de una persona muerta.  

En el primer caso, por la forma que ocurrió el asesinato, se podría pensar que era un ataque donde ya sabían quién era su víctima. El segundo suceso se da por un atraco como los muchos que pasan hoy en día en la ciudad. El tercero y último nos deja ver que existen armas de fuego en las casas.

Coyoacán es una demarcación que desde 1997 es administrada por gobiernos perredistas, partido de supuesta izquierda que no ha entregado muy buenas cuentas en temas de seguridad a sus vecinos. Los deja indefensos y un sin sabor a los visitantes que colman todos los días sus plazas, sus museos, sus teatros y sus escuelas.

Por último, no dejemos de lado los constantes actos bandálicos que realizan los grupos porriles de la UNAM que ponen en riesgo la integridad de los ciudadanos que día a día tienen que cruzar esta demarcación.

¿Dónde quedaron los programas de prevención del delito en Coyoacán?

 

Con información de Letra Roja.

 

 

 

Tags: