Con maña, el PRI protegió a duartista

José Contreras |
02-05-2017 06:30 AM

En el discurso, el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, ataca la corrupción y pide que sean sancionados todos aquellos que incurran en delitos, aunque sean militantes de su partido.

Pero en la práctica no siempre ocurre así. Es de escándalo la forma en que la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, encabezada por César Camacho Quiroz, encubrió a Tarek Abdalá, ex tesorero de Javier Duarte de Ochoa, para que conserve el fuero y no pueda ser sometido a proceso penal.

Es lamentable el encubrimiento y es lamentable la forma en que el PRI quiso engañar a la sociedad con el argumento de que no se le podía quitar el fuero al diputado Abdalá porque éste contaba con un amparo en contra de una orden de aprehensión.

Quien esgrime un argumento tan absurdo lo hace o porque es ignorante del marco jurídico, lo cual sería grave para cualquier diputado, o actúa con dolo para engañar y confundir.

En el caso que nos ocupa ocurrió lo segundo, pues el presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados –órgano encargado de elaborar el dictamen de desafuero--  Ricardo Ramírez Nieto, que fue quien expuso ese argumento, es abogado.

Seguramente este diputado del PRI está conciente de que un amparo no detiene en absoluto un procedimiento legislativo.

Ramírez Nieto, como abogado y diputado que es, sabe que el artículo 61 de la Ley de Amparo dice claramente que el amparo “es improcedente” contra resoluciones de los órganos legislativos federales y locales “en declaración de procedencia (desafuero) y en juicio político”. 

Y la sabe que la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, en su artículo 30, señala: “Las  declaraciones y resoluciones definitivas de las Cámaras de Diputados y Senadores (en juicio político y declaración de procedencia) son inatacables”.

El coordinador de los diputados del PRI, César Camacho, también lo sabe, pues él también es abogado e incluso es doctor en derecho.

No había razón jurídica para congelar el procedimiento de desafuero en contra de Tarek Abdalá, quien está acusado de diversos delitos, entre ellos de desvío de recursos por 23 mil millones de pesos cuando fue tesorero del gobierno de Veracruz.

Gracias a la maniobra del PRI, basada en argucias legaloides, Tarek Abdalá gozará de fuero por lo menos cuatro meses más, que es lo que dura el receso. Y cuando se reanuden las sesiones del Congreso todo mundo estará entretenido con la sucesión presidencial y ya pocos se acordarán de que en la bancada del PRI hay varios duartistas con fuero nadando de a muertito.

OFF THE RECORD

**CHAVEZ PIRATA

Lo hemos dicho antes y lo confirmamos: el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es un Hugo Chávez caricaturizado.

Ayer, Maduro convocó a una asamblea constituyente, lo mismo que hizo su antecesor hace 17 años. Quiere construir “su” propia república bolivariana.

¿Qué otra cosa imitará Maduro de su creador?

Es el riesgo de llevar a un Juanito al poder.

**HORNO CALIENTE

En el PAN se llevan un poco pesado.

Al menos eso es lo que se desprende del agarrón que sostuvieron el pasado sábado el ex presidente Felipe Calderón y el consejero nacional Juan José Rodríguez Pratts.

Desde la tribuna del Consejo Nacional del PAN ambos se dijeron de todo.

Con razón el PAN realiza sus sesiones de Consejo Nacional a puerta cerrada.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: