Con AMLO, mexicanos que adoran dictadura norcoreana

La Otra Opinión |
15-04-2017 11:48 AM

Aunque parezca increíble, hay mexicanos que defienden la dictadura que prevalece en Corea del Norte. Y muchos de ellos están en Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador.

Uno de los defensores del régimen dictatorial de Corea del Norte, encabezado por Kim Jong Un, es el actual jefe delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma Barragán.

En diversos escritos y colaboraciones para medios de comunicación, Moctezuma Barragán ha manifestado su defensa del régimen norcoreano, con el argumento de que ha resuelto diversos problemas sociales.

El 19 de enero del 2015, el funcionario organizó en la delegación Azcapotzalco la charla “Vida e Historia de Corea del Norte”, como parte, se dijo entonces, “de las relaciones diplomáticas entre las dos comunidades”.

En el comunicado que dio a conocer el evento se explicó que se trataba de exponer los avances “poco difundidos y reconocidos a nivel mundial” de Corea del Norte en cuanto a “Industria, tecnología, salud, cultura y educación”.

Otro adorador del régimen norcoreano es Ramón Jiménez López, quien fue candidato de Morena a la delegación Gustavo A Madero en las elecciones del 2015.

Jiménez López, quien perdió las elecciones por escaso margen, dijo recientemente que su sueño “es vivir” en esa dictadura, en donde los habitantes están obligados a rendir culto al líder mesiánico comunista Kim Jong Un.

El político morenista –en algún momento militó en el PPS--  justifica el hecho de que el pueblo le rinda culto a Kim, pues, dice, “más que culto a la personalidad, yo veo respeto a los dirigentes. Kim Il-Sung planteaba que el pueblo es como el cielo: hay que amarlo y respetarlo. Y en la medida que el pueblo siente el amor y cariño del dirigente, pues también ama y respeta al dirigente. No es una cuestión de imposición”.

A finales de los años 60, un grupo de jóvenes mexicanos, la mayoría egresados de normales rurales, viajó a Corea del Norte para recibir adiestramiento en guerra de guerrillas y en actos terroristas.

A su regreso al país, varios de esos jóvenes se integraron a los grupos guerrilleros que había entonces pero la mayoría desertó a la mera hora o terminó en la cárcel.

Algunos de los sobrevivientes se convirtieron en políticos “de izquierda” y se han ido acomodando en círculos de poder. Varios de ellos han brincado del PCM al PSUM, que luego se convirtió en el PRD, y del PRD a Morena, en donde han encontrado cobijo bajo las faldas del mesiánico líder Andrés Manuel López Obrador.

 

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Delfina, clavadísima

28-04-2017 07:00 AM
José Contreras