Cinco verdaderos motivos para estar enojados, y no tonterías

03-01-2017 06:27 PM

 

De acuerdo con el periódico Excélsior, los diputados federales se consintieron al término de 2016, pues pagaron servicios de estética --nada baratos--, se adecuaron una zona de spinning y se autorizaron un concierto en conmemoración de la constitución de 1917.

Según el medio, para la estética pagaron 336 mil pesos y el servicio fue realizado dentro del recinto de San Lázaro.

En el  área deportiva pagaron 147 mil 689 pesos por adecuar una zona para hacer spinning, y celebraron un contrato por dos millones de pesos, más IVA, con la cantante Susana Harp para escucharla cantar en el marco de los festejos del centenario de la Constitución Política de 1917.

Sin embargo, no todo el despilfarro de 2016 tuvo lugar en la Cámara Baja, también en el INE, donde los 11 del instituto se autoasignaron una gratificación de fin de año que rondó los 470 mil pesos para cada uno y recibieron un celular Iphone 7 plus --el más caro y moderno que ha salido hasta el momento-- para sus comunicaciones.

Resulta indignante que estos no sean los únicos “incentivos”, “bonificaciones” o “gratificaciones” que tanto legisladores como consejeros reciben al año, sin contar las demasiadas vacaciones y el poco trabajo que demuestran realizar conforme pasan las quincenas.

Además, parece que conforme aumenta el descontento poblacional, también aumenta el cinismo de los funcionarios, que ya ni sufren ni se acongojan por los señalamientos en su contra… Pero eso sí, cuando llegan los procesos electorales se preguntan ¿por qué la gente está tan cansada? ¿Por qué ya nadie cree en la política de México?

 

Tags: