Carstens se asusta por Trump… pero los inversionistas extranjeros no

La Otra Opinión |
30-09-2016 06:28 PM

Ante la cercanía de las elecciones en Estados Unidos, muchos actores de la política mexicana han manifestado su preocupación por los efectos negativos que podría acarrear a la economía nacional una posible victoria del candidato del Partido Republicano, Donald Trump.

La semana pasada, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, comparó al magnate con el diablo. Ante esto, muchos se persignaron y empezaron a rezar por un triunfo de “santa Hillary”.

Y aunque hace unos años ni se inmutaban por “catarritos”, ahora se prefieren las analogías meteorológicas que las religiosas. Parece que el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, también es de los que se asustan y se persignan al pensar que Trump podría llegar a la Casa Blanca.

Y es que Carstens afirma que, en los años por venir, México se enfrentará a una “tormenta” sin importar quién gane las elecciones en Estados Unidos. Pero matiza diciendo que,

en caso de que Trump se convierta en presidente de Estados Unidos y cumpla sus promesas de campaña, el hoy candidato sería como “un huracán”. Para el Gobernador del Banco de México, el triunfo de Clinton sería más conveniente a los intereses de nuestro país.

Lo cierto es que al comparar a Trump con el diablo y con un huracán, dos de las figuras más importantes de la economía mexicana se muestran alarmistas y asustados ante el magnate.

Pero ¿En realidad es tan frágil la economía mexicana? ¿Un simple soplido del “huracán Trump” podría devastar la economía nacional como la casa de paja de uno de los tres cochinitos?

Aunque se han dado varios pronunciamientos en ese sentido, hay quien piensa lo contrario.

Por ejemplo, en una de sus columnas en El Financiero, Enrique Quintana resalta la forma en que algunas de las empresas más importantes del mundo confían en la economía mexicana.

Quintana recuerda que en las últimas semanas, Walmart y Cisco, dos corporaciones de talla mundial, anunciaron el aumento de su inversión en México por un monto de mil y 4 mil millones de dólares, respectivamente.

¿Por qué estas empresas invierten en México?

Evidentemente, corporaciones tan importantes cuentan con asesores financieros calificados y realizan investigaciones de mercado minuciosas; no arriesgan su dinero a lo tonto.

El hecho de que Walmart —la empresa de comercio minorista más grande del mundo— y Cisco —uno de los gigantes en la fabricación de equipos para internet— apuesten por invertir en México indica que consideran que la economía nacional tiene un futuro prometedor y puede mantenerse estable más allá de los resultados de las elecciones de noviembre en Estados Unidos y las de 2018 en México.

Entonces, ¿Está México preparado para resistir el Huracán Trump?

 

Tags: