Bejarano operará a favor de AMLO, pero en 'lo oscurito'

La Otra Opinión |
06-09-2017 01:40 PM

Luego de renunciar al PRD, parecía que el hijo pródigo regresaría a su lugar de origen, con su mesías, con su AMLO. Hablamos de René Bejarano, quien a pesar de haber vuelto al redil, operará para él, pero desde las sombras.

Y no es que Bejarano no esté acostumbrado a trabajar de esta manera; hay que recordar que fue secretario particular de López Obrador cuando fue jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal y después diseñó la ruta para ordeñar fondos públicos hacia el PRD y el propio AMLO por muchas vías, entre ellas descuentos a los trabajadores del gobierno capitalino.

Esos bueno tiempos de René-Andrés fueron en el lejano inicio del nuevo milenio, pues en marzo de 2004, Bejarano se convertiría en El Señor de las Ligas tras ser captado recibiendo fajos de billetes para su jefe, Andrés Manuel López Obrador.

No tengo ningún resentimiento contra él [López Obrador] ni rencor contra nadie. Mejor dejar atrás odios, resentimientos, rencores y actuar sin ingenuidad, pero con generosidad”, afirmó Bejarano en una publicación presentada hoy por El Universal.

Además, el esposo de Dolores Padierna, reconoció que sigue pagando aquel error y no sale públicamente con AMLO, debido a que lo pueden usar para atacarlo. Por lo que se comunica con el tabasqueño a través de la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky.

Bejarano dejó al PRD para regresar con AMLO, no con Morena; pero el pasado oscuro ahí está. López Obrador, en la época de El Señor de las Ligas, primero lo encubrió, luego lo abandonó y lo dejó a su suerte. Como lo que sucedió recientemente con Eva Cadena, la recaudadora y hace unas semanas con Ricardo Monreal.

René regresa como estrategia para apaciguar el efecto negativo que está generando Morena por la ruptura con Monreal y así aspira a lograr su "santificación" por el mesías.

De entrada, Bejarano hará segunda a su jefe, Andrés Manuel, y realizará una gira por México y por el extranjero para buscar votos.

Resulta entendible el movimiento de absolución, en estos tiempos cuando se ve a tanto político, activista o empresario buscando salvación en las aguas benditas del río de Andrés Manuel López Obrador. Ladrones, asesinos, corruptos, mentirosos, aventureros, oportunistas, narcotraficantes, conversos: todos se congregan a las orillas de ese río para ser salvados.

Tal vez no sea raro que en próximos años, Eva Cadena o Ricardo Monreal regresen al redil y también sean perdonados por el tabasqueño.

 

Tags: