AUDIOESCÁNDALO: Candidato del PRI ordena investigar a ciudadanos que lo cuestionan

La Otra Opinión |
08-05-2017 06:53 PM

En la contienda por la gubernatura de Coahuila, los dos punteros --Miguel Ángel Riquelme del PRI y Guillermo Anaya del PAN-- no parecen competir por ver quién es mejor candidato; tampoco por ver quién tiene mejores propuestas; y ni siquiera por ver quién es más honesto.

Por el contrario, en Coahuila la competencia entre los candidatos y sus partidos parece ser por demostrar quién tiene los peores escándalos de corrupción.

Una tras otra, llueven las acusaciones denuncias y hasta “audioescándalos” intercambiados por el priista y el panista como si se tratara de golpes en una pelea de box.

El más reciente “audioescándalo” de las elecciones coahuilenses data de 2015, pero apenas fue a dado a conocer la semana pasada.

Vamos por partes.

En diciembre de 2014, el candidato del PRI, Miguel Riquelme, rindió su primer informe de gobierno como alcalde de Torreón. Y en el evento, rifó entre los asistentes electrodomésticos y automóviles que --según dijo-- compró con sus propios recursos.

Esto despertó tal curiosidad que en enero de 2015 la asociación Laguneros unidos de corazón dirigió a Riquelme una carta solicitándole comprobar que los artìculos rifados fueron adquiridos con su propio dinero.

El asunto parecía haber terminado ahí. Pero apenas la semana pasada --más de dos años después de los hechos-- comenzó a circular en redes el audio de una llamada entre Riquelme y su asistente personal, Vianeth Reyes, en donde el candidato no sólo queda como mentiroso; también da indicios de haber incurrido en desvío de recursos.

En el audio, se escucha como al conocer la solicitud de información, Riquelme ordena a su asistente pedirle a su director de Servicios Administrativos, Víctor Rodríguez, que pague algunos electrodomésticos y automóviles con su tarjeta. La maniobra parece un intento por encubrir la mentira de que él había comprado los artículos en un principio, pues pide que no sea sino hasta una semana después que se responsa a la solicitud de la información.

Además, Riquelme le pide a su equipo investigar a cada uno de los firmantes de la solicitud de información: “si tienen propiedades, si han pagado predial y agua”, e incluso “si tienen cónyuge que chequen al esposo o a la esposa”.

 

Este “audioescándalo” fue dado a conocer a sólo unos días de que circulara el audio de una llamada entre los panistas Guillermo Anaya y Luis Fernando Salazar que podría involucrar al blanquiazul coahuilense en una operación millonaria de compra de votos.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Anaya: un cerillo apagado

21-11-2017 06:00 AM
José Contreras