Aplica INE a AMLO cucharada de su propia medicina

La Otra Opinión |
30-12-2016 01:27 PM

En la guerra electoral, Andrés Manuel López Obrador se lleva, pero no se aguanta.

A través de sus spots, el líder de Morena se dedica a denigrar a sus rivales políticos llamándolos “puercos y cochinos, cerdos y marranos”. Pero cuando él es el atacado, acusa atentados en contra de su dignidad.

En días recientes, aparecieron en el Estado de México y en Puebla espectaculares alusivos al tabasqueño en los que se observa su rostro acompañado de la leyenda “Jelices Jiestas de Navidad y Año Nuevo, les dejeo yo, mi vieja y los juniors de mis hijos”, junto con los hashtags #AguasMexico y #Pejebrio.

Ante ello, el representante de Morena frente al INE, Horacio Duarte, presentó una queja con el argumento de que los espectaculares son ofensivos, calumniosos y atentan en contra de la dignidad del líder de su partido.

Duarte también solicitó medidas cautelares en contra de “quien resulte responsable” por la contratación y colocación de las piezas publicitarias, y argumentó que éstas violan la ley electoral en el Estado de México, en donde ya arrancó el proceso para los comicios de 2017.

Así, quedan expuestos el doble discurso y la doble moral de López Obrador y de Morena, que denuncian violaciones a la ley electoral cuando --ante las omisiones del INE-- llevan meses, si no es que años, realizando actos anticipados de campaña. Sin ir más lejos, el más reciente spot del tabasqueño contiene promesas y propuestas de campaña, como garantizar --quién sabe cómo-- el acceso a la educación y el trabajo para dos millones 600 mil jóvenes.

Eso sí, cuando el PAN se quejó ante el INE afirmando que dicho spot constituye un acto anticipado de campaña, Horacio Duarte acusó al blanquiazul de querer censurar al tabasqueño. Y ahora fue Morena quien quiso recurrir a la censura.

Sin embargo, como en pocas ocasiones, en el INE imperó la congruencia. Así como el Instituto negó tomar medidas en contra de los spots de López Obrador, también se rehusó a retirar los espectaculares bajo el argumento de que su contenido se encuentra dentro del marco de la libertad de expresión y no es calumnioso, sino satírico, pues en ningún momento se imputa al tabasqueño un hecho falso.

Asimismo, el INE defendió su decisión argumentando que, al ser un personaje público, López Obrador debe resistir el escrutinio a su imagen, pues ello forma parte del ejercicio democrático.

Es así como, sin quererlo, el líder de Morena reveló su carácter antidemocrático: López Obrador no resiste ni la crítica ni el escrutinio. Y si así es en campaña, ¿Acaso podría esperarse de un gobierno encabezado por el tabasqueño algo distinto al doble discurso, el autoritarismo y la intolerancia de los que hace gala?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Se vende Tucán

25-07-2017 06:00 AM
José Contreras