AMLO reúne equipo de expertos en fraude electoral

La Otra Opinión |
17-07-2017 05:55 PM

Morena es el punto donde --por segunda ocasión-- se cruzan los caminos de Lino Korrodi y Jaime Cárdenas. Esta vez con una causa en común: impulsar las aspiraciones presidenciales de Andrés Manuel López Obrador.

Pero hace 17 años el de estos dos personajes más bien fue un desencuentro.

Cárdenas, quien en ese entonces era consejero del IFE, fue uno de los principales impulsores de la investigación en contra de la asociación Amigos de Fox, organización que recabó millones de pesos para financiar de manera ilegal la campaña presidencial de Vicente Fox, y que era liderada precisamente por Lino Korrodi.

Por dicho caso, Cárdenas presentó una denuncia ante la Fepade en contra de Fox, e incluso recurrió a un amparo contra la entonces Fiscal, María de los Ángeles Fromow, por violar su derecho de acceder a las declaraciones de Korrodi y Carlota Robinson.

Casi dos décadas después los caminos de Korrodi y Jaime Cárdenas se vuelven a unir ahora que AMLO ha dado una “segunda oportunidad” al ex amigo de Fox.

Y es que al finalizar su periodo como Consejero del IFE, en 2003, Cárdenas saltó a la política partidista, dejando entrever que su cruzada contra los Amigos de Fox podría haber tenido una motivación militante.

En el mismo 2003, Cárdenas intentó --sin éxito-- postularse como candidato a diputado federal por el PRD. Pero no fue sino hasta 2009 que consiguió un curul en la Cámara Baja, apoyado por el PT. Luego saltó a Morena, ocupando un puesto en la Asamblea Constituyente que redactó la nueva Carta Magna de la Ciudad de México.

Cercano a Andrés Manuel López Obrador desde 2006, Cárdenas también jugó un papel fundamental para la designación de Santiago Nieto Castillo como titular de la Fepade.

En su Expediente Político del pasado 5 de mayo, el periodista José Contreras informó que fue Jaime Cárdenas quien presentó a Nieto con otro lopezobradorista: el Coordinador de la bancada del PT en el Senado, Manuel Bartlett.

Bartlett impulsó la designación de Nieto al frente de la Fepade con la anuencia del grupo parlamentario del PRD, entonces encabezado por Miguel Barbosa, actualmente en las filas del PT-Morena. De ahí la tolerancia de la Fepade con los delitos electorales cometidos por Morena.

La verdad sea dicha, a Cárdenas no parece haberle causado gracia la “segunda oportunidad” para Korrodi. El pasado 10 de julio, escribió en su cuenta de Twitter que “la incorporación de Korrodi a Morena no es un acto de redención”, sino que “condena al proyecto que pretende ser distinto”.

La cuestión es que ese punto de vista no lo comparte Andrés Manuel López Obrador, quien ahora no sólo tiene en sus filas a un personaje con “palancas” en la Fepade como Jaime Cárdenas y a un operador de fraudes como Manuel Bartlett; también a un “recaudador” y experto en el financiamiento ilícito de campañas políticas, como Lino Korrodi.

 

Tags: