AMLO le dio a oler huesitos a Monreal 

José Contreras |
06-09-2017 06:00 AM

Para todo mundo pasó inadvertida la forma en que, el pasado domingo, Andrés Manuel López Obrador selló la salida de Morena de Ricardo Monreal, quien fuera el más eficaz operador político del tabasqueño en los últimos 12 años.

En una parte del extenso discurso que pronunció ante la multitud reunida en el Monumento a la Revolución, López Obrador habló de que cuando se piensa que lo más importante son los cargos, “brotan la ambición y la calentura”.

Luego dijo que  “no todo son candidaturas” y que si se triunfa, habrá muchas oportunidades de participar: ¿Qué no va a haber un director de Pemex? ¿Qué no va a haber un director de la Comisión Federal de Electricidad? ¿Qué no va a haber un secretario de Educación? ¿Qué no va a haber un responsable de garantizar la salud del pueblo?”

El mensaje estaba dirigido a Ricardo Monreal, quien se inconformó con el ungimiento de la jefa delegacional de Tlalpan, Claudia Sheiunbaum, como virtual candidata de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

Entre líneas,  López Obrador le dijo a Monreal que si permanece en Morena y este partido gana la elección presidencial, tendrá la posibilidad de ocupar un cargo en el gobierno. Aunque sea como director de Pemex o de la CFE.

Al enumerar los cargos públicos a los que podría acceder, López Obrador le dio a oler huesitos al jefe delegacional de Cuauhtémoc.

Y al hacerlo entre líneas y desde un templete --no hay que olvidar que desde un lugar similar concibió a Juanito--  lo único que hizo López Obrador fue confirmar su desprecio hacia un personaje que se atrevió a discrepar de sus decisiones unilaterales.

En el fondo, López Obrador no tiene interés alguno en que Monreal se mantenga dentro de su proyecto político. De tenerlo, ya hubiera buscado reunirse con él para tratar de convencerlo, en lugar de darle a oler huesos ante la multitud.

Monreal representa el segundo liderazgo importante en Morena después de López Obrador. Una eventual candidatura a jefe de Gobierno lo hubiera hecho crecer aún más y lo hubiera convertido en un competidor del dirigente nacional.

En cambio, con Monreal fuera de Morena, López Obrador seguirá siendo el único líder del partido, gana o pierda las elecciones presidenciales del próximo año.

OFF THE RECORD

**SIN FISCAL CARNAL

El procurador general de la República, Raúl Cervantes, no se convertirá en fiscal.

La presión de la oposición y el golpe mediático del diario Reforma con el Ferrari emplacado de manera irregular le dieron la puntilla a la intención del PRI.

Que Cervantes no se convierta en fiscal es una buena noticia.

La forma tan desaseada en que se llevó a cabo este proceso no.

**¿Y...ANAYA?

Alerta Amber: el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, está desaparecido. 

Desde que arreció la crisis en la Cámara de Diputados el joven maravilla no ha dado la cara.

Dicen quienes lo conocen que Anaya tiene la costumbre de buscar a los medios cuando tiene controlada la entrevista.

Cuando no, mejor se esconde.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: