AMLO, HUEVOS PODRIDOS

Ricardo Alemán |
28-05-2017 08:10 AM

El huevo lanzado contra Andrés Manuel López Obrador, en Veracruz, es el azufre pestilente de la guerra que veremos en 2017 y 2018. ¿Por qué? 

Porque es la última oportunidad para AMLO y su claque, para los que apuestan a destruir la democracia mediante el azufre pestilente --huevos podridos--, de la política. 

Por eso, Obrador acusó --sin pruebas--, al gobernador Yunes de ser autor intelectual del huevo lanzado por un militante de Morena. Pero el huevo es lo de menos. Lo que importa es ensuciar, difamar y destruir; importa impregnar de azufre la democracia. 

Sin duda es cuestionable la agresión a AMLO. Lo condenaron amigos y adversarios. Pero los que no tienen madre son los del INE. Presurosos condenaron la agresión, pero nada dicen de los huevos envenenados de AMLO, todos los días, a lo largo de años, contra todos; partidos, gobiernos y políticos.  

Permanecen callados ante “recaudadoras” como Eva Cadena y Rocío Nahle, exhibidas en otro video como las que “arriman” dinero al dueño de Morena. 

¿Qué hace falta para que la autoridad electoral entienda que Morena es el imperio del “huachicoleo” de los partidos? ¿Qué más quiere para entender que Morena roba el dinero público por los ductor del poder?  

Y también callan el INE, los medios y los periodistas ante el huevo podrido lanzado por AMLO contra el periodista José Cárdenas. Retrato de cuerpo completo de AMLO --intolerante a la crítica--, y espejo de lo que sería un eventual gobierno de Morena. 

Y es que con AMLO vendría el fin de libertades básicas, como la de expresión. ¿Lo dudan? Obrador insultó, incluso, a su vocera, Carmen Aristegui, quien agachó la cabeza y tragó sapos y serpientes, mientras “Pepe” Cárdenas se escudó en la dignidad y endureció la crítica contra el déspota. ¿Y la solidaridad a José Cárdenas? ¡Los mariachis callaron! 

Y es que hoy cuenta la solidaridad con los periodistas muertos, no con los vivos. Aún así, sigue viva la crítica contra el “huachicoleo” político de AMLO. La página Letra Roja publicó el testimonio de un trabajador del GDF, en tiempos de AMLO.    

“Le decían diezmo, pero no era opcional, todos daban dependiendo de cuánto cobraban por lo menos un 10 por ciento de su salario. 

“Todo ese dinero en efectivo se juntaba y se le llevaba al primo de Nico, un señor llamado Rafael Marín Mollinedo, que era director general de Servicios Urbanos. Nadie sabe qué le hacían al dinero”  

“Para el personal en general AMLO canceló horas extras y guardias, lo que redujo hasta en un 50% el sueldo. 

“Los maltratos no eran sólo económicos, pero nadie podía decir nada porque estaba de por medio perder tu trabajo, muchos se aguantaban o incluso vendían cosas ahí dentro porque no les alcanzaba el dinero”. 

En 5 años AMLO robó a manos llenas en el GDF. Y todos callaron. ¿Quieren eso en el estado de México? Los huevos podridos. 

Al tiempo. 

 

 

Tags: