“Amigo” de Videgaray va a la Casa Blanca; ¿Beneficiará en algo a México?

La Otra Opinión |
10-01-2017 03:28 PM

 

Este lunes, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, designó a su yerno, Jared Kushner, como alto consejero de la Casa Blanca.

Dicen los enterados que además de su parentesco con Trump, Kushner mantiene una relación de amistad con el nuevo Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, por lo que se especula que será alrededor de estos dos personajes que se construirá la nueva relación bilateral entre México y Estados Unidos.

Y es que ambos funcionarios ya tuvieron la oportunidad de reunirse en al menos dos ocasiones a finales del año pasado para gestionar los acercamientos del gobierno mexicano con Donald Trump y abordar temas de coyuntura como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la deportación masiva de migrantes y la construcción del muro fronterizo con México.Por ello, se dice que Videgaray en uno de los políticos mexicanos en los que más confía el equipo del intransigente magnate.

Pero, ¿es esta relación de amistad un factor determinante en la relación entre ambos países? Como dice el dicho “la amistad es una cosa y el trabajo es otra”. Nada asegura que el vínculo personal entre Videgaray y Kushner pueda mejorar el difícil panorama que tenemos frente.

Además, si Videgaray fue designado como canciller no es por su amistad con Kushner, sino debido a que comprendió --incluso antes de la victoria de Trump-- la necesidad de defender los intereses del país a través del diálogo y la negociación

Más que las amistades, lo importante en las futuras negociaciones entre los gobiernos de México y Estados Unidos serán aspectos económicos y financieros, que permitan entre muchas otras cosas, continuar con la inversión en conjunto y el libre comercio de las empresas transnacionales.

Después de todo, los “amiguismos” no ayudaron en el pasado. Ejemplo de ello es que en las pasadas  reuniones entre ambos funcionarios no se pudo dar una respuesta concisa sobre las futuras acciones del presidente electo, Donald Trump; Por el contrario, sólo se pidió paciencia para comenzar con las mesas de diálogo en cuanto el empresario llegue a la Casa Blanca.

Así, a 10 días de que Donald Trump llegue a la presidencia norteamericana, el futuro de la relación entre México y Estados Unidos sigue en el aire, y cuando llegue el momento de negociar, el gobierno deberá plantarse ante Trump con argumentos sólidos y no con la esperanza de que los compadrazgos de Videgaray resuelvan sus problemas.

 

Tags:

Itinerario Político

Ricardo Alemán

¡El video; 50 preguntas!

26-04-2017 06:00 AM
Ricardo Alemán

Expediente Político

Ricardo Alemán

El factor Zepeda

26-04-2017 07:00 AM
José Contreras