A Peña Nieto le faltó firmeza

José Contreras |
04-08-2017 06:00 AM

José Contreras

La difusión de la conversación que sostuvieron vía telefónica el presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, el pasado 27 de enero, permite clarificar algunos puntos.

Días después de que se llevó a cabo esa conversación, el gobierno de Estados Unidos filtró algunos segmentos que fueron usados por medios internacionales y mexicanos para decir que Trump había amenazado a Peña Nieto con enviar tropas para combatir al narco.

De la transcripción de la conversación se desprende que Trump sí tocó el tema, pero no amenazó en forma literal a Peña Nieto con el envío de tropas.

Lo que sí hizo Trump fue descalificar el trabajo de las fuerzas armadas mexicanas en la lucha contra la delincuencia organizada. Y aquí sí le faltó más firmeza a Peña Nieto para responder.

“Tienes algunos hombres muy duros en México con los que necesitas ayuda, y estamos dispuestos a ayudarle con ese gran tema. Pero ellos tienen que ser eliminados y usted no ha hecho un buen trabajo de golpearlos hacia fuera...

“Así que tenemos que trabajar juntos para eliminar eso. Y sé que este es un grupo difícil de gente, y tal vez su ejército les tiene miedo, pero nuestro ejército no les tiene miedo, y nosotros les ayudaremos con ese 100 por ciento porque está fuera de control - totalmente fuera de control”, dijo Trump.

La respuesta del presidente de México fue un tanto tibia: “En términos de seguridad, señor presidente, está claro que el crimen organizado es tanto nuestro enemigo como el enemigo de su administración”.

Trump lo interrumpió y arremetió: “Enrique, tú y yo tenemos que eliminarlo - tú y yo tenemos que golpear el infierno fuera de ellos. Escucha, sé lo difícil que son estos chicos, nuestros militares los matarán como nunca lo imaginaron, trabajaremos para ayudarles a eliminarlos. Sus ciudadanos están siendo asesinados en todos lados, sus policías reciben un disparo en la cabeza y sus hijos están siendo asesinados. Y los eliminaremos”.

Entonces Peña Nieto le dijo a Trump que la delincuencia organizada opera con armas que llegan de Estados Unidos. Y que su combate ha terminado con muchas vidas dentro del Ejército.

En la conversación, Peña se enfrentaba con un Donald Trump bravucón y autoritario que amenazó veladamente varias veces con imponer aranceles a productos mexicanos e intentó presionar al presidente mexicano para que ya no dijera que México no pagará el muro.

Peña Nieto, hay que reconocerlo, no cedió a las presiones en esos temas.

Pero en el tema de la seguridad, el presidente debió rechazar la descalificación directa de Trump hacia nuestras fuerzas armadas, la única institución confiable que tenemos para combatir la delincuencia organizada.

Y debió dejarle claro a Trump que nuestro país de ninguna manera aceptará que militares de otros países intenten venir a resolver nuestros problemas internos.

Fuera de eso, la actitud de Peña Nieto frente al bravucón fue la correcta.

OFF THE RECORD

**ENCUESTA PATITO

Morena no contratará una empresa especializada para que realice la encuesta que definirá al candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

El sondeo lo realizará el Comité Nacional de Encuestas del partido, cuyos integrantes nadie conoce.

La encuesta será el disfraz perfecto del dedo del mesías.

**EL INTOCABLE

Si se hiciera un concurso para definir al gran intocable del sexenio de Peña Nieto ¿Quién ganaría?

Uno de los candidatos sería el cacique del Sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps, quien mantiene su coto de poder a pesar de las múltiples denuncias en su contra.

Pero bueno, la lista de candidatos sería bastante grande y sería difícil definir al ganador.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m

 

Tags: