Narro, más político que médico; AMLO contra Mancera y El Bronco; AMLO y los medios contra El Bronco

La Otra Opinión |
22-02-2016 02:02 PM

Hoy Federico Arreola habla en su columna sobre Ricardo Alemán y lo escrito a propósito de los ataques en redes que lanzó "El Bronco" a los medios y críticos que cuestionan su gestión.

A continuación reproducimos la columna de Arreola.

Narro, más político que médico; AMLO contra Mancera y El Bronco; AMLO y los medios contra El Bronco

1.- Los golpes bajos de Ricardo Alemán

¿Tiene derecho un político a cuestionar a los periodistas que lo cuestionan? Sin duda. Puede y debe hacerlo en los propios medios en los que se le lanzan las críticas, o bien utilizar las redes sociales de internet.

El gobernador de Nuevo León lo ha hecho con frecuencia: responder en Facebook a los medios tradicionales. Cuando ha seguido esa ruta, a Jaime El Bronco Rodríguez normalmente le ha ido muy bien. Sobre todo, ha podido dar grandes lecciones a Televisa.

Pero, para Ricardo Alemán, de El Universal, que El Bronco critique a sus críticos significa que recurre a “persecución, amenaza y hasta insultos a medios y periodistas”.

Es tan vulgar el comentario de Alemán que compara a El Bronco con el fallecido dictador venezolano Hugo Chávez.

2.- Calumnia Alemán al equipo de El Bronco

Dice el columnista de El Universal: “Los periodistas y medios críticos de El Bronco son atacados de manera feroz por groseras campañas de redes, mismas que diseña y opera el equipo que llevó a El Bronco al gobierno de Nuevo León y que trabaja en el diseño de su campaña presidencial. Todo, a cuenta del dinero público de los nuevoleoneses”.

Los operadores de El Bronco Rodríguez que Ricardo Alemán tanto cuestiona son la reportera Maricruz Gutiérrez, el publicista Guillermo Rentería, la estratega Yésica La Madrid, el experto en redes Miguel Dávila y el periodista Francisco Cobos.

No vale la pena detenerse en lo que dice Alemán de las personas mencionadas. Solo diré que todos ellos hacen su trabajo con profesionalismo, ahora al servicio del gobierno de Nuevo León –al que le han dado excelentes resultados, sobre todo Rentería y La Madrid– y antes en la campaña electoral.

Se entiende que Alemán, y como él otros periodistas tradicionales, ataquen con golpes bajos a Guillermo Rentería y Yésica La Madrid: ellos probaron que se puede tener éxito en política sin contratar a columnistas y medios.

3.- Falta de presupuesto para medios, detrás de las críticas a El Bronco

Jaime Rodríguez ha dejado de invertir en publicidad las enormes cantidades de dinero que pagaba Rodrigo Medina. Eso explica buena parte de las críticas. ¿Explica las calumnias de Ricardo Alemán? No lo sé. Valdría la pena ver cuánto recibía esta columnista –tiene una empresa que factura– del gobierno de Nuevo León. No digo que al señor Alemán se le haya pagado indebidamente, ya que con toda certeza sus servicios son importantes para las administraciones públicas. Simplemente pregunto si su enojo con El Bronco viene de la actual falta de presupuesto.

4.- El Norte, cuestiona no por dinero, sino por ganas de mandar

Un medio de comunicación que no vende su línea editorial es El Norte, del Grupo Reforma, empresa propiedad de Alejandro Junco de la Vega. Desde luego, sírecibe publicidad de los distintos niveles de gobierno, pero de ninguna manera hace reportajes para agradar a nadie.

El Norte –como Reforma, de la Ciudad de México, y Mural, de Guadalajara– es un gran diario absolutamente independiente. De ahí que haya sido un factor importantísimo en la victoria de Jaime El Bronco Rodríguez.

Pero El Norte quiere gobernar desde sus oficinas de redacción. Como El Bronco no ha hecho caso a sus editores, o no en todos sus caprichos, de pronto el periódico del señor Junco de la Vega se convirtió en el peor enemigo del gobernador independiente.

¿Debe El Bronco aceptar todo lo que a El Norte se le ocurra? Creo que no. Ni a El Norte ni a ningún otro medio de comunicación debe complacer en todo.

5.- López Obrador contra Mancera y El Bronco

Increíble que Andrés Manuel meta en el mismo puchero, el que menea Carlos Salinas de Gortari, a todos los aspirantes a la Presidencia de la República, excepto desde luego a él mismo.

Según AMLO, el expresidente Salinas “ya soltó” a sus nueve precandidatos presidenciales:

√ Miguel Ángel Osorio Chong

√ Luis Videgaray

√ José Antonio Meade

√ Aurelio Nuño

√ Manlio Fabio Beltrones

√ Rafael Moreno Valle

√ Margarita Zavala

√ Jaime El Bronco Rodríguez Calderón

√ Miguel Ángel Mancera

Evidentemente, la lista de “aspirantes salinistas” no lo hizo AMLO para molestar a los del PRI y tampoco a los del PAN. La elaboró para dañar a Mancera y El Bronco.

6.- Si AMLO buscara la unidad con Mancera y El Bronco, su proyecto ganaría

Tanto Miguel Ángel Mancera, gobernante de izquierda de la Ciudad de México, como Jaime Rodríguez, gobernador independiente de Nuevo León, podrían ser los aliados naturales de un político antisistema como Andrés Manuel López Obrador. Podrían y deberían serlo. Lo serían, claro que sí, si AMLO no fuera tan duro en la relación con ellos.

En fin, si Andrés se queda otra vez sin la Presidencia de México, entenderá el tamaño de su error. Es absurdo que Andrés Manuel no trabaje para tener aliados, sino para convertir en enemigos a los que podrían apoyarlo.

7.- Narro es político, no académico

La semana pasada, en Proceso, el señor Ernesto Villanueva difundió el artículo “Narro, falta de credenciales académicas”. Fue un texto exitoso en las redes sociales: 11 mil likes en Facebook, sobre todo otorgados por médicos mexicanos, no dejan lugar a ninguna duda.

Hoy, Villanueva vuelve al tema en SDPnoticias. Prueba que al secretario de Salud, José Narro Robles, le faltan credenciales académicas. No me sorprende, siempre lo he visto más como grillo que como científico.

No es ilegal que un político académicamente poco preparado ocupe la titularidad de la Secretaría de Salud. El problema es que Narro ha exhibido, o dejado que sus amigos lo hagan por él, títulos universitarios que no tiene.

Desde luego, ello no debería descalificarlo como secretario de Salud. Pero sus antecedentes no son los de un funcionario eficiente. Cito a Villanueva:

“Con la información de dos de las más importantes consultoras internacionales en materia académica, durante el rectorado de Narro, la UNAM bajó en la primera 10 puntos y en la otra aproximadamente 50. El prestigio de esas consultoras se basa en la seriedad de sus indicadores para medir la calidad de las primeras 500 universidades en el mundo. De ahí que el CONACYT las use como parámetro de referencia para los candidatos mexicanos que desean obtener una beca para estudiar en el extranjero”.

En fin, Narro fue un rector malón... Ojalá la haga mejor en la Secretaría de Salud.

 

Tags: