60 millones de mexicanos son ignorantes y conservadores

La Otra Opinión |
21-02-2017 07:18 PM

 

En un elemental ejercicio de crítica democrática y libertad de expresión, el escritor Francisco Martín Moreno publicó una columna en la que afirma que él no votará por Andrés Manuel López Obrador en 2018.

Entre sus acertados argumentos para no votar por AMLO, Martín Moreno destaca que el tabasqueño propone una política económica “caduca e ineficiente; se alía con la CNTE; quiere perpetuar el atraso educativo oponiéndose a la capacitación magisterial; y  que cuando gobernó la capital no pudo acabar con la corrupción y la inseguridad.

Además, el escritor agrega que López Obrador no es y nunca ha sido transparente. Prueba de ello es la opacidad de los recursos para ilegal campaña presidencial, o el caso de los contratos para construir el Segundo Piso del Periférico. También menciona que el discurso del tabasqueño lucra con el revanchismo social; recuerda cómo mandó al diablo a las instituciones, y administra a Morena como una dictadura, por lo que concluye que AMLO es un peligro para México de la misma extracción que Castro, Chávez o Trump.

¿Y cuál fue la reacción de AMLO ante el texto de Francisco Martín Moreno?

El tabasqueño dejó ver todo su talante antidemocrático y su intolerancia a la crítica al asegurar --a través de su cuenta de Twitter-- que es comprensible que Francisco Martín Moreno no vaya a votar por él porque es “un mal escritor, dedicado a explotar el conservadurismo y la ignorancia de la sociedad”.

¿Acaso el señor López quiso decir que todo aquél que no vaya a votar por él es un ignorante y un conservador? ¿O quiso decir que los millones de mexicanos que no votaron por él en 2006 y 2012 son conservadores e ignorantes?

En las elecciones de 2012 la lista nominal estuvo integrada por 79 millones 454 mil 802 personas, de las cuáles sólo 18 millones 980 mil 50 votaron por AMLO. Es decir que hay 60 millones 474 mil 752 mexicanos que tuvieron la oportunidad de votar por el tabasqueño, pero prefirieron sufragar por otro candidato o abstenerse, lo que a los ojos del tabasqueño los convierte en ignorantes y conservadores.

Peor aún; de acuerdo con una encuesta publicada en diciembre por el periódico Reforma, AMLO ganaría las elecciones de 2018 con 29 por ciento de los votos. Esto quiere decir que tendría que gobernar un país conformado por un 71 por ciento de conservadores e ignorantes, ello sin considerar el abstencionismo.

Sin duda, es mejor tener un país democrático que una dictadura de “ilustrados y progresistas”.

 

 

Tags: