15 crímenes y corruptelas de Fernando Espino, nuevo aliado de Morena

La Otra Opinión |
02-05-2017 02:30 PM

El pasado 28 de abril, Delfina Gómez, asistió un evento organizado en Ecatepec por Fernando Espino Arévalo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Allí, el líder sindical expresó su “beneplácito” y el de los trabajadores del Metro con el “proyecto y propuesta de campaña” de la candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, y le aseguró a la señora Gómez que el gremio la respaldará en las elecciones del próximo 4 de junio.

Pero, ¿Quién es Fernando Espino Arévalo?

Resulta que el nuevo aliado de Morena es un distinguido miembro de la mafia del poder, y está involucrado en numerosos escándalos de corrupción. Aquí un recuento:

  1. Desde 1978 se ha perpetuado como líder sindical gracias a la intimidación y la represión. Fue denunciado en 1994 y 2002 por mandar golpear a miembros del sindicato disidente de trabajadores del metro.

  2. Además de líder sindical, Espino ha sido diputado federal y local en seis distintas legislaturas. En 2013, fue señalado por el Consejo Político del PRI por la ética débil en cuanto a su lealtad institucional”, toda vez que para conservar el fuero ha pasado del tricolor al Partido Verde, a Nueva Alianza y de vuelta al PRI.

  3. También en la política ha recurrido a la violencia. En 1991 se le acusó de agredir a José Remedios Maldonado, candidato a diputado federal que competía en el mismo distrito que Espino en las elecciones de ese año.

  4. Mientras militó en el PRI, el propio Consejo Político del tricolor lo señaló por intentos de chantaje, amenazando con llevar a huelga al Sindicato del Metro en caso de no cumplir sus exigencias.

  5. Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena --nuevo aliado de Espino-- intentó encarcelarlo en 2002. Cuando Espino organizó una huelga y cerró dos líneas del metro, AMLO --entonces jefe de Gobierno-- lo acusó de “ataque a las vías de comunicación” e intentó desaforarlo.

  6. Se dice que como líder sindical controla al 90 por ciento de la nómina del Metro. Sólo el 10 por ciento restante corresponde a la dirección del Sistema de Transporte Colectivo.

  7. Espino maneja el Metro como negocio familiar. Mantiene en la nómina del sistema del Sistema de Transporte Colectivo a 22 familiares, entre ellos su esposa y sus hijos, con sueldos superiores a los 20 mil pesos. El salario de los familiares de Espino cuesta al Metro más de medio millón de pesos al mes.

  8. Además, en 2009 Espino otorgó a su hijo, Fernando Espino González, la concesión por adjudicación directa para gestionar 17 comedores para los trabajadores del Metro a través de cuatro empresas de su propiedad.

  9. También asignó a sus familiares la operación de locales comerciales ubicados en el Metro.

  10. Espino, que en su juventud se desempeñó como sparring de boxeo, también introdujo a la nómina del Metro a 13 boxeadores, dos entrenadores y un réferi. Registró a los atletas como técnicos, inspectores o ayudantes administrativos, sin que necesariamente estuvieran capacitados para el cargo. Además, en 2015 uno de los boxeadores fue aprehendido por presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

  11. En 2013, solicitó a la ALDF 20 millones de pesos para mejorar las condiciones de la sede del sindicato. Los recursos le fueron otorgados, pero en lugar de ello los empleó para construir un lujoso gimnasio para boxeadores, al que los trabajadores del Metro no tienen permitido el acceso.

  12. Testimonios recogidos por la prensa indican que Espino ha mandado rayar los vidrios de los vagones del Metro para acusar falta de mantenimiento y solicitar más presupuesto.

  13. En 2002 se le acusó de desviar 6 millones de pesos para la construcción de un balneario y una guardería, además de la adquisición de un autobús. Tras los señalamientos, las obras se detuvieron.

  14. Ese mismo año se le acusó del desvío de 700 millones de pesos correspondientes a cuotas sindicales entre 1986 y el año 2000.

  15. En 1994, la taquillera Isabel Valverde Martínez denunció haber sido violada por “guaruras” del Sindicato del Metro. Otras taquilleras han denunciado acoso laboral del Sindicato.

Todos estos crímenes y corruptelas de Espino han quedado en la impunidad en parte gracias al fuero que obtuvo Espino como legislador del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza. Por eso la pregunta: ¿Será que a partir de ahora Morena será la carta de impunidad del líder del Sindicato del Metro?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

La derrota de AMLO

24-05-2017 06:00 AM
José Contreras